OJOS BIEN CERRADOS



          Nunca está demás revisitar grandes films "personales" y este sin duda lo es.

Ojos bien cerrados
es tanto un extraño y logrado testamento final de un personal y obsesivo director, como también una película fascinante por su complejidad psicológica, su construcción ascendente y esquemática junto a la clásica técnica depurada de su autor: el gran Stanley Kubrick.





          Los puntos altos en la fotografía, puesta en escena y banda sonora se repiten en todos sus films.

Una de sus tantas grandes películas (la más personal?) también carga sus puntos grises: dificultad de rápido entendimiento, lentitud en algunos pasajes, escenas lánguidas y -quizás- descartables en una visión más global. Problemas menores si se quiere.


Uno se encuentra desde el vamos con varias opciones de lectura sobre diversos temas relacionados con la pareja: celos, fidelidad, distintos niveles psíquicos o psicológicos con momentos reales y de ensueño.

Personajes complejos, duales y una rara sensación: la de sentir que es un film inabarcable aún con repetidas visiones.
Lo onírico del relato se traslada a uno mismo hasta hacernos confundir -y nunca saber bien- cuando son los momentos de ensueño o de realidad. Un ensayo sobre las relaciones humanas centrado en la relación más compleja de todas: el matrimonio.

El título puede traducirse tanbién como "Ojos cerrados de par en par", analogía o juego de palabras que sugiere un sueño, o cerrar los ojos ante la realidad. Un paseo durante dos largas noches consecutivas por la mente del dubitativo doctor William Hackford, encarnado por un sobre exigido pero más que correcto Tom Cruise, exprimido por Kubrick hasta el límite de lograr sacarle una úlcera según chimentos del rodaje.




          Un doctor acechado una y mil veces durante ese tiempo, por la confesión de su mujer de un deseo no realizado con un hombre que deja a William en un estado de shock. Una mujer llamada Alice, en una excelente actuación por Nicole Kidman haciéndonos sentir y experimentar, la dualidad de su papel de víctima/victimario.
     El deseo sexual siempre reprimido está envasado en varias formas femeninas gracias al cuento de Arthur Schnitzer, publicado en 1926 (en castellano "Relato Soñado"), texto influenciado y con varios puntos en común con la obra de Sigmund Freud, que no por casualidad fue discípulo y contemporáneo de Arthur.

Se destaca la constante pregunta si todo, parte o nada de este viaje nocturno pertenece al mundo de los sueños del propio protagonista. Nunca es en verdad develado aunque viniendo de un director como Kubrick, la realidad es siempre más sorprendente que el más oscuro de los sueños.
Los tonos azules en las escenas de confesión entre la pareja -relacionado el azul con el ensueño-, los tonos rojos -pasión, desenfreno- del salón de baile, del castillo donde transcurre la orgía y la mesa de pool de Víctor (Sydney Pollack), nos entregan una pista más certera.

Por ello una película sexual, aunque siempre el sexo en las películas de Kubrick se emparenta con lo oscuro, lo sucio, lo prohibido (Lolita, La Naranja Mecánica, Barry Lyndon). Es uno de los tantos rastros de su obra, uno de los más pristinos. La banda sonora es excelente, minimalista y con temas clásicos, que parecen hechos para el director por el uso que les da: expresivos, densos -depresivos- y a la vez fuertes.





Una inédita mirada femenina

          El trato con los personajes femeninos -cuando los hay- casi siempre rozó lo misógino en este director. Ojos... se diferencia notablemente de sus antecesores. Los personajes femeninos guían al protagonista en todo el film, constituyéndose en parte primordial y son las únicas, que saben verdaderamente donde están paradas.

El pianista Nithingale, el propio Will, el dueño del local de disfraces, son personajes erráticos, torpes y llenos de dudas.

En cambio Alice, la bella mujer de la orgía que salva su vida -y que nunca sabremos si es la misma a la que él salva primeramente-, la viuda que le declara su amor, la prostituta, hasta la niña/lolita de la tienda, tienen las certezas.

Increíblemente en un momento de su carrera, Kubrick pensó en realizar una película de soft/porno, con el título tentativo de Blue Movie -a mediados del 63'- y por los pocos logros técnicos que él veía en ese momento en esas realizaciones.

Que nos hubiese deparado esa experiencia conociendo su perfeccionismo es en verdad inimaginable. La escena de la orgía en un fastuoso castillo, es en sí misma, un mini-film. Opresiva, tensa y bella, de un gusto pocas veces visto en ese tipo de situación, sobresaliendo una acogedora banda sonora con un mantra de teclados en clave lúgubre.

No por nada la contraseña para entrar al castillo es Fidelio - obra de Beethoven- que aborda el tema de la relaciones de pareja y los celos. Un film con una construcción simétrica, que recuerda los infortunios que pasan los protagonistas de casi todas sus películas.

Un viaje de ida y vuelta por las sensaciones, vivencias y aprendizaje final. Como Alex en La Naranja Mecánica, el propio Barry Lyndon, Bowman en 2001, Jocker en Nacido para Matar y el loco Jack Torrance en El Resplandor.




Elección de actores


          La presunta mala elección de Tom Cruise y Nicole Kidman es desmentida por el propio film. No podemos negar la atracción y el imán en el público -y en el propio Kubrick- de la entonces pareja y habitual protagonistas de tapas de revistas.

Kidman cumple con su habitual intensidad y hasta pareciera sobrarle paño. Cruise sostiene a su personaje con dignidad y carácter, en un papel poco habitual en él, realizándolo en un registro o tono neutro que favorece al film, pero en cambio que su ex-pareja, sin sobrarle nada. Sabemos del excelente ojo del director para la elección de actores, sean estrellas o ignotos, en todos sus films.

En suma, Ojos Bien Cerrados se constituye en una de sus películas más vitales a pesar de su ritmo pausado, donde vuelve a relucir sus mencionadas obseciones, y el perfeccionismo en escenas grandilocuentes resaltando y convirtiéndose, en una buena muestra de lo mejor y lo más característico de su cine. Donde incorpora una nueva y hasta el momento novedosa visión: la de expresar un sentimiento cercano al sentir de un ser humano más que al de una máquina, en la que era una crítica reiterativa de su cine desde La Naranja Mecánica por parte de los críticos.




          Según el co-guionista Frederic Raphael -en su libro "Aquí Kubrick" no deja bien parado al director- a él solo le importaba filmar "situaciones" interesantes con los personajes, más que aspectos psicoanalíticos de cada uno de ellos.

Antes de fallecer, el mismo Kubrick consideraba que éste era su mejor film y en rigor, no nos suena nada exagerado. Si él pensaba que era su obra maestra, ¿por qué contradecirlo, no?.

A los pocos días de haber proyectado la película para los ejecutivos de la Warner Brothers, Stanley Kubrick -el sábado 7 de marzo de 1999- fallece de un ataque al corazón mientras dormía a sus 70 años. Seguramente pensando en hacerle los eternos retoques de último momento a su nueva y última obra maestra.

Sin dudas, lo vamos a extrañar por mucho, mucho tiempo...





"Kubrick consideraba a Eyes Wide Shut
la mejor película de toda su carrera."

Julian Senior (directivo de Warner Brothers)

"La gente puede malinterpretar casi todo para que coincida con sus puntos de vista. Extraen del arte lo que ya opinan. Me pregunto cuantas personas han cambiado de parecer sobre algo importante gracias a una obra de arte."
Stanley Kubrick

14 comentarios:

  1. Leer algo que tiene que ver con Kubrick hace que mis mañanas sean mejores, creo que es un artista sin limites.

    A mi la película me pareció fascinante, está llena de secretos, como los que enumeras de los fondos de colores, detalles que hacen que la película sea motivo de varias lecturas, algo que me encanta que pase en todo lo que se refiere al arte y que en suma la hace eterna.

    Un abrazo!, que empieces bien el año!

    jlg

    ResponderEliminar
  2. Ufaaaaaaa!!!

    Todavìa la tengo pendiente,asi que mucho no puedo hablar,sòlo acotarìa por lo poco que vi que la KIDMAN tiene unas piernas feìsimas,eh?!
    Y buè,què esperabas que te comente jutamente yo (?)
    jajajajajajajajajajja

    P.D.:Aunque en èste film aùn se la puede ver bella,antes de los estragos espantosos que se hizo con las operaciones,no??

    DE PASO,TE DEJO UN MONTONAZO DE BESAZOS Y LO MEJOR PARA EL INICIO DE ÈSTE 2010!!

    ResponderEliminar
  3. Gran fin de año, compañero.
    Salute.

    ResponderEliminar
  4. Feliz 2010 !!!

    Un gran post, te felicito. Me gusta tu actitud analítica ante el film.

    Un placer leerte como siempre, ya sabés que esta peli me fascina. La escena de la orgía es uno de los puntos más altos de la obra del maestro, excelente.

    Un abrazo y que arranques con todo el año!

    ResponderEliminar
  5. woooowowowoww

    ke peliculas andas recomendando !!
    ehhh?

    jejeje
    feliz 2010!


    kisusus

    sammy

    ResponderEliminar
  6. Anónimo4.1.10

    hasta me dieron ganas de verla, muy buen post.

    ResponderEliminar
  7. pedazo de análisis. quizá me pasa que para mí tb "es un film inabarcable aún con repetidas visiones". aún siendo lo más cercano a lo que él quiso hacer (la rodó dos veces, descontento de como iba el rodaje), a mí no me emociona.
    miento. me emociona la parte de nicole kidman, mucho, es una revelación para mí, y para el cine, se miró al espejo, dejó a su maridito, y nació la estrella que hoy es. es lo mejor de la peli, la elección de la pareja protagonista y las asocaciones que se podían hacer con la situación de la pareja en la vida real.
    bueno, que me enrollo...
    Lolita es otra que maneja a los hombres a su antojo, a pesar de la misoginia de Kubrick, que probablemente tendrás razón.
    oye, y feliz 2010.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Se agradece esto maestro, es una peli que no he visto y justamente quería saber de qué se trataba. Hoy arrendé Boewulf, de la cual me decepcioné en principio por darme cuenta que no hay actores reales sino que dibujos computarizados, pero aún no terminé de verla, se ve entretenida al menos aunque ya sé la que debo arrendar cuando la devuelva!
    Te deseo un excelente 2010 y para CEAA también!!

    ResponderEliminar
  9. Gran análisis. Probablemente la peli más personal del maestro (qué pena que no pudiera hacer Napoleón, eh?), la primera vez que la vi me dejó un poco frío, pero como todas sus películas, ganas con los visionados.

    1 abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Muy buen trabajo sobre esta autentica obra maestra del genial Kubrik.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Muy buen articulo y síntesis de tan buena película :)
    Sin duda Kubrick sabe como encantar a sus espectadores :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Fénix por comentar y por el elogio del post, es uno de los mas visitados pero verás que muy pocos comentan... Kubrick para siempre! salu2...

      Eliminar
  12. Anónimo14.8.14

    Me llama la atención que nadie se refiera al verdadero fondo de la película; sólo hablan de la forma... recuerden que por esta peli a Kubrick lo mataron...mostró demasiado, hay mucha simbología, no se trata solamente de una pareja al borde de la infidelidad, eso es sólo para los "ojos bien cerrados" de los borrego matrix que se niegan a ver la realidad...

    ResponderEliminar

Gracias por tu artístico comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...