Somos los libros que hemos leído, las películas que hemos visto, la música que amamos, los ídolos que tenemos. Somos nuestros amigos y somos nuestros maestros, los viajes que hicimos y los amores que tuvimos. Somos nuestros hijos. Somos en definitiva el AQUÍ y el AHORA...

25 mayo 2022

El sexo y... Prince




          Mi elección por Prince tiene otro motivo lógico pero no tan aparente: El sexo. En la primer adolescencia, con las hormonas a flor de piel, solo importaban un par de cosas en la vida: fútbol y sexo (y no sabría si ese es el orden).

          Mi sueño juvenil era la muy rubia Kim Bassinger pero la deseaba con esa actitud lasciva que mostraba Prince en su música (y en escena). A pesar de no entender inglés el mensaje llegaba claro con su voz y forma de cantar.

         Canciones como "Do me, baby" dan ejemplo claro de mis  sensaciones en ese momento de descubrimientos. Podría decir que mi educación sexual comenzó con Prince y no le erraría. Claro, así estamos... 



      Si se animan aquí los más de 7(! ) minutos de Prince en sus gloriosos 80's y en estado de ebullición 





         PD: Prince además cumplió mi sueño con Kim Bassinger. Lo amo y lo odio a la vez.

     PD2: Entrada con origen en una idea original del amigo Manolo. Cuando se anime a su entrada complementará ésta con su correspondiente  link. 

16 mayo 2022

Bar "Maradona" en La Boca





 A Diego hay que en­ten­der­lo. Pa­ra mí, es me­jor ti­po que jugador.
Se estás en bo­las, te da todo. Y cuando lo ne­ce­si­té, él estuvo. Siempre.
Sergio Batista, compañero en Argentinos Juniors y la Selección.



          Están locos. Mirá que hacer un bar basado en Diego a metros de mi casa es una provocación. Se imaginarán mi ansiedad y emoción por ir a conocerlo apenas supe de su existencia. Miles de fotos después se los muestro un poco aunque no se asusten, seré breve. Además la idea de un lugar así de pasional es vivirlo mas que verlo.

           Larga vida al Diego.




En mi amado y colorido barrio "vive" mi ídolo,
 que también es parte de él. 



Un lugar donde se celebra la amistad es un lugar Maradoneano.
Y si es un bar para tomar cerveza mucho mejor.




La ambientación es un orgasmo de placer boquense y de sus demás equipos
 que también supimos querer.
La unión Boca-Barcelona-Nápoli es indestructible.




Gael ya lo reconoce en cualquier imagen al grito de "Dieegooo, Dieegooo"




Varias salas llenas de fotos con su carrera futbolística.
En este caso Newell's, Barsa y Sevilla.




Un lugar como era él: desmedido, cordial, exagerado, luminoso, ameno, artístico. 
Con su firma.




Un paraíso futbolístico para disfrutarlo junto a él




Yo creo que el fútbol, como la música, son emociones. Si hoy yo veo un video de Maradona, me emociono. Tiene que ver con las vivencias de cada uno. Quizás le pase esto mismo a muchos pibes con Messi cuando vean sus imágenes dentro de 20 años.
El tema de la emoción es clave.
Mauro Camoranesi, ex futbolista

22 abril 2022

70 años

 




          Los fechas redondas dan lugar para el recuerdo y se cumplen 70 años desde que mi papá
a sus 18 años llegó a Argentina desde España en barco. Escapando de la guerra civil mi abuela rescató a su hijo menor y se vino sola con él.

           Todo el que ve una foto suya se sorprende del parecido que tengo y a pesar de ello me considero muy distinto a él en casi todo. Después de la separación con mi mamá no lo vi más. Era muy chico para entender que no debía ser tan duro y su carácter parco no ayudó para un reencuentro que nunca sucedió.

         Pero así y todo me reconozco en su ser futbolero, en su peinado para ocultar la calvicie, en lo mujeriego, en su libertad, en lo melómano. Y sin querer me enseñó muchas cosas también. 

         Compraré un buen vino tinto a tu salud Ramón.







          PD: Gracias Nilda por brindarme esa página para tener este hermoso dato. A tu salud también.

16 abril 2022

Galería de favoritos 20 / Los Abuelos de la Nada




          Luego de escuchar la música de los padres queda hacerse un rumbo melómano propio. Lo que comenzó con Queen con la música en inglés no tenía parangón con el rock en español. El casete iniciático que me regaló mi prima de Piero no llegó a engancharme. Hasta que un día escuché a Los Abuelos de la nada y sucedió.

          Tengo un recuerdo presente en el cuál escuché parte de Vasos y Besos (1983) por los parlantes en un carnaval callejero en Valentín Alsina como una confirmación de que no estaba errado con mi escucha radial, que "eso" era lo que tenía onda, lo que había que escuchar.

          Los Abuelos era bicéfalo, la verborragia de su líder llamado precisamente Miguel Abuelo, un duende trrovador tan genial como impredecible y un joven y primerizo Andrés Calamaro aportando precisos hits a la causa. Ellos conformaron mi primer gusto por una banda argentina. 

         Mi amigo Martín me prestó un libro sobre Miguel y a las pocas hojas leídas ya sabía que le debía un homenaje solo por ese gran recuerdo. Un recuerdo con gusto e imborrable.










     Para leer un poco más:

          - Mis primeras veces

          - Mi primer recital