viernes, 29 de septiembre de 2006

KUBRICK - Detalles de su obra


          Una filmografía variopinta y visualmente rica, despareja, con grandes elipsis que separan una obra de otra acrecentándose esto en sus últimas obras.

Una primera mitad que conlleva su única concesión a la industria como Espartaco (1960), que no volvería a repetirse en esos términos y que sirviera de guía o puntapié inicial como hecho para una nueva camada de futuros cineastas independientes, influídos por esta medida como Spielberg y George Lucas entre otros.

          Afianzándose su personal estilo en la 2da parte de su filmografía, ubicándolo por derecho propio en el panteón de los elegidos del séptimo arte. Títulos como 2001, odisea del espacio (1968) fueron un hito desde lo técnico hasta lo conceptual, marcando a la ciencia ficción hecha hasta el momento, considerada un género menor.

También fue un intento arriesgado y en el peligroso terreno del egocentrismo que tan común fuese a Kubrick y al derrotero de sus críticos.

          Con un futuro profético en lo social y no tanto como se pensó en su momento en cuanto a lo estético, La Naranja Mecánica (1971) con un concepto de violencia feroz, provocó no pocas discrepancias y reacciones, colapsando entes de regulaciones donde quiera que se exhibiese y convirtiéndose por lejos, en su película maldita.

Tuvo que suspender su exhibición en el reino unido por las constantes amenazas contra su familia y su persona, responsabilizando la prensa al director de la violencia imperante a comienzos de la década.

También logró un repaso claro por el terror clásico y la guerra de Vietnam, desde un costado humano y con su particular estilo, mostrándonos la degradación progresiva del hombre por factores externos como en Senderos de Gloria (1957), El Resplandor (1980) y Nacido para Matar (1986), ésta última menos común por su particular disección de géneros.

Una ópera final rozando lo onírico, hipnótica y en varios niveles psicológicos como Ojos Bien Cerrados (1999), gran película en un trato sobre la relación de pareja y el sexo infrecuente en todo su cine, a excepción de un intento tibio en la extrañamente fallida -solo en parte- Lolita (1962).



TÍTULOS INICIALES
          Un detalle a destacar en la mayoría de sus films son sus increíbles comienzos. Unas escenas poderosas que nos subyugan y adentran en la propia trama. Según él, los títulos de comienzo no tendrían que sobresalir demasiado, ninguna idea ingeniosa que distrajese al público.

Se presentan de forma sencilla -casi con desdén- y muy similar al estilo característico de
Woody Allen y sus letras blancas sobre fondo negro con música jazz.


En cambio, la primer escena debería ser impactante y vistosa, que atrajera al espectador a seguir interesado en la película sin perder atención. Eso es justamente lo que logra.

Recordemos los inicios entonces. Cuidados, pretenciosos, funcionales y distintos, como también de una belleza pocas veces vista:


     EL RESPLANDOR La vista panorámica desde arriba del auto familiar de los Torrance, luego de recorrer y surgir la cámara desde el mar revela, con una sugerente música vacua, la próxima soledad. Introduciéndose lentamente el auto en un acantilado canadiense, extenso y solitario, es una referencia explícita a las características del film mismo.

     DR. STRANGELOVE Los aviones pasándose nafta en el aire, simulando una copulación, todo impregnado de un risueño tema de la época, nos revela el tono satírico de la película y el vale todo futuro.

     LA NARANJA MECÁNICA El rostro de Alexander DeLarge, que mediante un travelling hacia atrás se transforman en el Milk bar -en compañía de sus drugos- nos muestra con solo ello la ira y la futura enajenación del personaje. Siempre junto a el orden y la simetría Kubrickianas en una conjunción en verdad aterradora. Bellísima.

     2001, ODISEA DEL ESPACIO Los planetas perfectamente alineados de 2001, con la impactante música de Wagner de fondo, logran una conjunción mántrica. Un lento montaje hacen el resto. Uno de sus inicios más bellos.
     LOLITA La censura no quería saber nada con adaptar el libro de Nabokov. El film carece de lo jugado del libro pero en su primer escena, descolgada y lujuriosa, el protagonista embellece los pies de la niña/mujer con delicadeza no exenta del morbo permitido en ese tiempo.

     NACIDO PARA MATAR Cortes de pelo al ras, en una muestra sutil de la futura falta de personalidad y violencia física. Una vejación más del deshumanizado régimen militar. Todo bien condimentado con una horrible música country de fondo, en contraste, del predominio del rock en las futuras y fuertes escenas bélicas.

     BARRY LYNDON La primera escena es impactante y pictórica. El duelo del padre de Barry Lyndon, tomado desde lejos y con cámara fija, adornado por un cielo irreal con un arco iris en la gama de los violáceos, que se asemeja mucho a las virtudes y fallas del film. Imágenes más bellas inclusive que la propia naturaleza, pero sin nervio, levemente pretenciosa y lenta como la época retratada.

     OJOS BIEN CERRADOS El desnudo casual de la bella y apolínea Alice (Nicole Kidman) frente al espejo, con sensualidad y frialdad, junto a la búsqueda de la billetera "salvadora" de su ingenuo y conflictuado marido (Tom Cruise). En solo tres minutos sabemos junto al vals de la situación de pareja, de la económica, de la mutua indiferencia y de que será un gran film.



TEATRALIZACIÓN Y AUTORREFERENCIA

          El teatro es otro punto de referencia constante. Los gladiadores en el circo romano en Espartaco. La coreografiada orgía y el enjuiciamiento como espectáculo, arropados de túnicas y máscaras, del personaje de Tom Cruise en Ojos Bien Cerrados. El acto escolar de Lolita frente a los expectantes Quilty y Humbert.

La pelea de los drugos frente a la banda de Billy Boy en un teatro abandonado en La Naranja Mecánica. La canción entonada por la bella refugiada al final de Senderos de Gloria, en forma teatral frente a los soldados. El prestidigitador y mago
entreteniendo al hijo de Barry Lyndon en la campiña familiar.

Es llamativo los puntos en común que conviven en toda su obra. Las infinitas autorreferencias de película en película indican, aparte de un movimiento circular, la declaración singular y egocéntrica de que él mismo es su propia y única influencia. Los ojos del niño estrella de 2001 se fusionan con el comienzo amenazador de la mirada cínica de Alex.


Quilty (Peter Sellers) envuelto en una sábana dice en Lolita: "Soy Espartaco ¿As venido a liberarme?..." Los hombres en frac y galera que festejan las andanzas sexuales de Alex sobre el final del film, son los futuros habitantes del siglo XVIII de la siguiente
Barry Lyndon.

La explosión final de Dr. Strangelove es un preludio de la cósmica 2001.
Todo esto sin contar las semejanzas estilísticas, la alineación excesiva, el rigor de las tropas tanto de Senderos de Gloria como de Espartaco y Barry Lyndon.

El niño vidente-profético de El Resplandor -recurso utilizado y desgastado en el cine de hoy- es análogo del primogénito de Barry Lyndon, hasta con similitudes físicas evidentes.



CONSTRUCCIÓN DRAMÁTICA Y SEXO
          Su cine en general trata de "personas" y su hábitat, de causa y efecto. Situaciones particulares más que personajes en sí. Este queda relegado ante sus propias acciones. Trata del viaje desde su crecimiento, agigantarse con sus ambiciones, para luego observar la inevitable y lenta declinación. En algunos casos de orden moral, física o social y en otros -Barry Lyndon, La Naranja Mecánica- se combina todo a la vez.

También una característica "Kubrick" es la admiración por la muerte violenta, siempre aliada del buen gusto y una pétrea frialdad. El sexo en sus películas se emparenta con lo oscuro, lo sucio, lo poco claro. Casi una experiencia del no-goce.
Los ejemplos son muchos y van desde el sufrimiento de las mujeres violadas y del propio Alex en la cárcel por parte de sus compañeros a la ausencia exprofesa de éste en 2001, Odisea del Espacio -según palabras del propio Kubrick: "Para no distraer".

Un rastro muy velado, homo-erótico se dejó ver en su anteúltimo film Nacido para matar. Ni hablar de las totalmente asexuadas El Resplandor y Lolita -más grave en este último caso, ausente de todo erotismo serio- cuando en la novela es lo único atractivo y de relativa importancia, con el atenuante de una encendida y fuerte censura, siendo víctima de la moralidad imperante de aquella época.


Aunque la futura versión de Lolita de parte de Adrian Lyne con Jeremy Irons en el protagónico, demostró que con más erotismo no se logró el cometido ya que fue infinitamente inferior a la versión de Kubrick. Al parecer por lo visto, un libro difícilmente realizable con aplomo en ese sentido.

33 MEJORES ACTORES

          Los requisitos para integrar una lista de este tipo pueden ser muchos. Algo fundamental es que estén en una estricta actualidad y que reúnan el carácter, el talento y los buenos papeles necesarios.

Por eso están fuera de la lista actores como Tim Robbins, Robert Duvall, Adam Sandler, Dennis Hopper o James Woods, todos ejemplos de muy buenos actores pero de actualidad pobre para abajo.

Una lista que se repite en cualquier medio de cine, ordenados alfabéticamente y como simple curiosidad, mayoría de nacidos en Julio.

Por qué 33? Porque más no encontré. Espero no errar por mucho y que estos nombres... no me defrauden muy rápido.


1-Allen, Woody
El viejito sigue dando batalla a fuerza de su costumbre de una peli por año, en un momento en el que recuperó su calidad habitual. Sí, también es uno de los mejores actores. Ya no aparece tanto frente a cámara pero sus alter-egos también actúan por él. Cuando está, se convierte en ese personaje fascinante y empático que todos queremos, a pesar de verlo en las revistas de la mano y a los besos con su hijastra. Y eso... solo puede lograrlo él.


2-Bardem, Javier
El español parece hacerlo todo bien. En verdad, lo vimos actuar bien de gay, de guarro, de minusválido, de casi todo. Para completarla, su entrega parece ser siempre total, sea cual sea el personaje de turno.


3-Bernal, Gael García
Con esa carita de yo no fui cimentó una carrera más que interesante. Siempre parece estar en el lugar y el momento justos. Está igualmente para mucho más.


4-Black, Jack
Al día de hoy un paso adelante de Sandler, Carrey y Stiller como gagman facial de la nueva comedia americana. Desde Alta Fidelidad hasta Escuela de rock y pasando por el tropiezo de King Kong, el histriónico a seguir por simpatía y aptitudes.


5-Brody, Adrien
Convengamos que Brody nos conquistó con su humanidad total en la sensible El Pianista. Lo de La Delgada... fue un seleccionado y lo de él un flashback. Pero promete. Aunque estuvo muy bien en una que hacía de corresponsal de guerra pero no recuerdo el nombre.


6-Carrey, Jim
Es con el que mayor duda tengo para incluirlo en esta lista. Capaz de una actuación memorable y luego de una estupidez inentendible. Lo incluimos pero con un margen de duda. La reencarnación de Jerry Lewis quizás nos siga sorprendiendo en el futuro. Eso sí, nunca sabemos si para bien o para mal.


7-Chow, Stephen
La sorpresa de la lista. Dueño de una mirada nueva y arrogante para la comedia, actúa, dirige y guioniza sus locuras "a la Buster Keaton" con resultados notables. Espero la nueva de Chow con ansiedad, como no me pasa con casi ninguno de toda esta larga lista. 



8-Clooney, George
La pinta ayuda sí, pero Brad Pitt no está en los 33. Clooney sí porque demostró ser un actor de carácter, con timming como compañero de actrices y también ser un muy buen director, que suma. Además tiene ese charming que no se ve desde los galanes de la época dorada de Holywood. Sí, lo odio.


9-Cruise, Tom
Comenzó su carrera como otro tonto galán descerebrado. Aunque algunos lo sigan viendo así, a fuerza de buenos directores y mejores películas logró lo que pocos en este mercado: una voz y presencia propia, y ser el mejor por lejos en la taquilla. Aguante Tom.


10-Cusack, John
El que mejor elige –o elegía- los papeles. Ahora anda un poco perdido desde que lo tomaron como referente de las comedias bobas/románticas pero ya va a volver. Tiene de sobra con qué.


11-Dafoe, Williem Rostro y gestos nacidos para ser villano, languidece cuando en un film no lo es. Pero la plasticidad de sus gestos no van en desmedro de su técnica. Consagrado en La sombra del Vampiro como un perfecto vampiro de Murnau.


12-Darín, Ricardo
Ya despegado definitivamente de esa etiqueta argentina de chanta-callejero-buscavidas, de unas cuantas pelis para acá se convirtió en un gran actor. Un lujo que nos podemos dar por aquí. Vamos a ver como se las arregla luego de la muerte del gran Bielinsky.


13-De Niro, Robert
Suena trillado el nombre de este tipo en esta lista pero es así viejo, que le vamos a hacer. Ronnie sigue siendo un referente de la actuación, aunque ya no haga más nada ni siquiera comparable a sus mejores épocas. Con lo que hizo está en el panteón. Un grande.


14-Deep, Johnny
Lo adoramos en cualquier peli de Burton. A veces pierde también pierde el rumbo –haciendo de pirata- pero con lo que ya hizo alcanza. Mucha onda, mucha facha.


15-Di Caprio, Leonardo
Era otro insulso chico bonito, no le creímos nada cuando avisó con sus primeros films. De Titanic a esta parte, creció tanto que es ya un muy buen actor, a fuerza de buenos papeles y corrección, dejando los desbordes y delirios solo para su rol en Celebrity de W. Allen. Y puede dar más todavía hasta convertirse en un grande.


16-Downey Jr., Robert
Es verdad que lo de Robert es casi una cuestión de simpatía. Desde Chaplin y sus aventuras carcelarias que ya no nos sorprende. Pero pensamos que conserva su calidad intacta. Esperen. Ya van a ver...


17-Eastwood, Clint
A éste le queda chico también lo de mejor actor. Su brillante carrera como director eclipsó su faceta actoral. Y ya quedaron lejos sus pasos tediosos y monocordes en el western. El fotógrafo romántico de Los Puentes de Madison fue un punto y aparte para la consagración definitiva de este chico malo... y romántico.


18-Freeman, Morgan
Nunca habrá una mejor "voz en off" en el cine. La calidez de su garganta la transporta a todo su cuerpo convirtiéndose en piedra fundamental de todos sus films, aunque casi nunca sea el protagonista.


19-Giamanti, Paul
Con esfuerzo y a base de secundarios maravillosos, Paul logró en estos últimos años algunos papeles principales logrados (Entre copas, Esplendor americano). Bah, sus actuaciones siempre son de muy buenas a excelentes. ¿El mejor secundario de la historia? Quizá.


20-Hoffman, Philip Seymour
Esta nota fue craneada mucho antes de Capote. Ahora y luego de esa actuación descomunal, parece fácil elegirlo... pero ya lo teníamos marcado. Otro gran actor secundario aunque parece que de ahora en más, ese mote le quedará bastante chico.


21-Keitel, Harvey
Ya está cansado de hacer buenos papeles. Hasta se dió el lujo de renunciar a mitad de camino en Ojos bien cerrados de un tal Kubrick. Lleno de tics, mañero y muchas veces desaforado. Sobresale igual porque tiene lo que pocos: talento, presencia y carácter desmedidos.


22-Kingsley, Ben
Su personalidad excede a sus personajes, casi todos también con sus mismas características fuertes. Su mirada, cuando hace de villano, quema.


23-Malcovich, John
Arrogante, teatral, desmedido y con una personalidad enorme. No siempre esta bien aunque cuando lo hace, esta increíble. Ahora lo veremos como imitador del gran Stanley Kubrick. ¡Y hasta es el único que tiene una película con su propio nombre! Master.


24-Murray, Bill
Este actor cómico nacido como otros de la mano de la tv en Saturday Night Live, es considerado por muchos el mejor en su rubro. Y tienen razón. Últimamente lo acompaña con unos personajes ricos y acordes a sus habilidades. Buster Keaton vive en su rostro y gestos y eso ya es mucho, pero mucho decir.


25-Oldman, Gary
Hombre de buenos papeles, de personajes fuertes e importantes. Beethoven, Drácula, Sid Vicius están en su galería personal. Un gran villano del cine.


26-Osment, Haley Joel
A veces es difícil decir la suerte que correrá un infante (sobrevuela el fantasma de Macaulay Culkin je) pero este niño demostró en su corta carrera mucha pasta. Si supera el síndrome y no se le cruza ningún Michael Jackson, Haley está para grandes cosas.


27-Nicholson, Jack
Que se puede decir de Jack. Sobre una moto, con un hacha, con una sonrisa maquillada, con sus tics insoportables, con todas sus excentricidades, él "ES" la actuación. Sí, también sobreactúa y a veces a hecho bodrios. Pero para mí es el mejor de todos. De-to-dos.




28-Rhys-Meyers, Jonathan

Alguien que hizo con la misma solvencia de Bowie y de Elvis no puede estar fuera de esta lista. Compañerito de Alejandro Magno y solista de Woody Allen sin caer en la caricatura de este, que frustrara a muchos grandes. Dueño de grandes papeles, amanerado, versátil y lleno de trabajo a futuro, es la nueva gran promesa de la actuación.


29-Pacino, Al
(Ver Robert De Niro).



30-Penn, Sean
En la misma línea de un Nicholson-Pacino-De Niro, es el actor con más carácter de todos. Lleno de películas valiosas, se las ingenia para ser lo mejor además,de los bodrios. Y no contamos que es un excelente director ¡y que estuvo casado con la mejor Madonna!


31-Stiller, Ben
El más dúctil de los nuevos cómicos, más aún todavía que Sandler y Carrey. El judío de cara simpática conquistó a todos. Igual esperamos más de él. Y fuera de la comedia.


32-Thornton, Billy Bob
Uno de los pocos habilitados para hacer cualquier tipo de papel. Lo vimos bien como psico-killer, como galán, como víctima, como borracho, como discapacitado. Aunque no se le preste la debida atención es también uno de los grandes.


33-Willis, Bruce
El más dúctil héroe de acción a pesar de tener un solo gesto (su eterna media sonrisa ladeada). Le gusta a las chicas a pesar de ser pelado y panzón. Y pareciera ser también el amigo ideal. Cool.


BUSTER KEATON - Sherlock Jr. (1924)




La belleza del gag en su punto justo



          Considerado por muchos como la cima del arte keatoniano, posee condensado en su corta duración los mejores atributos de su autor. Gags estudiados y ejecutados a la perfección, a veces hasta increíbles por lo difícil de su realización y por el riesgo de su persona, como en la escena en que desde el techo de un edificio se zambulle dentro de un coche en movimiento con la sola ayuda de la barrera izada del tren. O su carrera sin fin sobre el manillar de una moto. Ver para creer.

          Anclado en la mitad de su obra -contando solo sus largos- se destaca por su perfección y creatividad, entre otros films de igual importancia. 
El surrealismo en el cine no nació con Buster, pero Keaton fue el abanderado de este estilo, de esta forma de ver el cine y la vida misma.

          La secuencia donde entra en sueños dentro del film proyectado, de una factura irreal para la época por su perfección, merece estar en cualquier antología del género y nos hace ver de donde salió la "idea" para realizar muchos años después La Rosa Púrpura del Cairo del también genial Woody Allen (reconocido fan de Chaplin por sobre Keaton, aunque sus propios films indiquen lo contrario).



          Sherlock Jr. y sus escasos en este caso 44 minutos, demuestran la perfección y lo moderno del arte de BusterInsuperable para el propio Keaton, lógicamente inalcanzable para todos los demás...

El gran Hugo Orlando Gatti





          La imagen de Hugo Orlando Gatti se va agigantando con el correr del tiempo y los recuerdos.

          Después de años de ver fútbol me doy cuenta de que ya no habrá otro igual. Ni siquiera parecido en actitud y es por eso que lo extraño tanto.


        Ya nadie nos brinda un espectáculo así y solo es comparable a arqueros diferentes como el colombiano René Higuita y su compatriota "El mono" Navarro Montoya. Gatti era mezcla de alegría, inconsciencia y riesgo regado con mucho talento para poder contenerlo. Un estilo de juego con detractores pero sabiendo que nadie se puede mantener tantos años en primera división y menos en un club tan exigente como Boca si no se tiene ese don. Imitador del tano Errea, según él, su único ídolo y espejo en el primer club de su extensa carrera: Atlanta. Sorprende el parecido físico y su similar postura.



RECUERDOS DE GATTI

        Es la gran referencia futbolística de mi infancia. El solo hecho de ver a alguien con esas bermudas, sus vinchas multicolores, su buzo rosa furioso y las mangas arremangadas era de por sí muy atrayente para un niño y lo convertía en alguien muy distinto en el medio futbolístico.         Hasta fue el primer jugador en ser suspendido 2 partidos por el uso de una revolucionaria y amenazadora... vincha! (¿?). Haberlo visto en uno de mis primeros partidos en una cancha como espectador fue un espectáculo en sí. Y ni hablar de su forma de jugar. Pero uno de los mayores recuerdos de ese día en la cancha es cuando le dió un pase-gol a Perotti luego de gambetear a un par delanteros rivales en un partido frente a Estudiantes de la Plata en el año 82. Todo el equipo corrió para festejar el gol junto a él, el verdadero promotor del gol (ver jugada en el video).




          Pero mi verdadera anécdota no es esa, sino que ese partido también lo jugó un tal Diego Maradona y mi memoria solo recuerda a Gatti, con esas piernas flacas y su algodón humedecido de alcohol junto a un palo. Con un físico magro para su altura que lo hacían ver frágil, rodillas al parecer también débiles mezclado con un andar por el área con aire de total desparpajo, su pelo beatlesco y una peligrosa displicencia lo hicieron único e irrepetible.

        Dueño de un sexto sentido que lo hacía permanecer siempre bien ubicado para la próxima jugada, que evitaba la volada fotográfica "a lo Fillol" pero su propensión al riesgo desmedido, casi suicida, le costaron varios goles de esos llamados "bobos". Inclusive uno de ellos -en un insulso partido contra Deportivo Armenio- le costó su salida de Boca. También se dice no lo ayudó su afinidad con el radicalismo en un club ultra peronista.

          La buena es que debutó al otro partido otro referente y continuador del particular estilo Gatti: el mono Carlos Navarro Montoya quien nunca ocultó su idolatría y llegó a decir que decidió ser arquero para poder imitar al gran "Loco".


ESTILO

          Creador de "la de Dios", forma de salir ante el avance de un delantero y arrodillarse con las manos extendidas en forma de cruz. A pesar de lo inverosímil de la pose resulta curiosamente muy efectiva. También fue capaz de despejar un remate frente a Talleres de ¡chilena!, prima hermana veinte años antes del famoso "escorpión" de Higuita.





NÚMEROS Y CARRERA

           Sus grandes rivales no fueron arqueros: Ricardo Bochini, el Beto Alonso y Diego Maradona. Con los dos primeros sería un empate técnico (entre los dos no le llegaron a hacer ni 8 goles en total) pero con Diego fue derrota moral total. Antes de un Boca-Argentinos, Gatti dijo que Diego "era un gordito". Cuatro goles de gran factura del 10 y listo el duelo.

          Caso único de un jugador querido -no solo respetado como Fillol- por todas las hinchadas del fútbol argentino, que lo aplaudían en cada encuentro frente a Boca, quizás el club más odiado por todos los que no son boquenses. Sus logros son varios: Conquistó los campeonatos Metropolitanos de 1976 y 1981, el Nacional de 1976, las Copas Libertadores de 1977 y 1978 (atajando el último penal de la serie definitoria que le dio el título a Boca ante el Cruzeiro de Brasil), y la Intercontinental de 1978. 6 títulos y todos con Boca.

         Junto a Ubaldo Matildo Fillol posee el récord de penales atajados: 26. Además, sus 765 partidos lo convierten en el jugador con más encuentros disputados en el profesionalismo y los 44 años con los que actuó en su último partido en el futbolista que jugó con mayor edad.

          En la Selección jugó solo 18 partidos en 10 años (debut el 13-8-67 frente a Paraguay 1 a 1), relegado del mundial 78 por una lesión pero era preferido por Menotti ante el mismo Fillol, el "Loco" Gatti atajó por última vez en Boca Juniors el 11 de septiembre de 1988. Había actuado 26 años en primera división.
Hoy, lo sigo extrañando...




"Tenía otra manera de ver el fútbol. Fue el único que se lo tomó realmente como un juego. Le hacía un gol y venía a decirme que si era guapo le hiciera otro. No se podía creer, no le importaba. Era un maestro saliendo mano a mano..." 
Ricardo Bochini



"Nunca escuché un consejo o una recomendación de Amadeo Carrizo y es lógico. ¿Cómo me iba a enseñar si yo sabía más que él?..." Hugo Gatti


"Una noche frente a Unión en cancha de River temblaba como una hoja. Para sobrevivir al congelamiento coloqué una petaca de whisky al lado del poste. Cada tanto tomaba un traguito y pensaba en la propaganda: ¡ahora sí que tenés smowing Hugo!..." Hugo Gatti "Yo, el único", noviembre de 1977

martes, 26 de septiembre de 2006

OUTKAST Idlewild 2006

Qué difícil debe ser hacer otro disco después del éxito impresionante del anterior. De público, ventas y premios.

Debe ser porque se tomaron casi 5 años luego de Speakerboxxx/The Love Below (2001). Y tomaron la decisión correcta.

No se separaron -aunque el anterioro fuesen 2 discos solistas pegados-, hicieron una peli juntos llamada igual que el soundtrack y no repitieron la fórmula del anterior. Y qué banda de sonido se mandaron.


Ambientada en la década del 30, el que espere aquí otro Hey ya! va frito. Parece lo mismo que el que esperaba otro Purple Rain (1984) dentro de Parade (1986) de Prince, otra banda de sonido y clara influencia de este ecléctico Idlewild, también ambientada por la misma época del blanco y negro. Chronomentrophobia (track 8) es solo uno de los claros ejemplos de la influencia Prince.

Aquì hay funk bizarro, blues mezclado con hip-hop, gospel, invitados ilustres, mucho Prince, todo dentro de canciones de 3 minutos, simples, efectivas y con solo 4 interludios en veintipico de temas.

Nombrar temas de valía sería una pena. Todos están armados a base de arreglos exquisitos, voces impecables y mucho mucho groove.

Este disco es disfrutable de principio a fin, con menos hits que el anterior pero mucho más compacto, irreal, fantasioso y diverso.



Outkast
desde hace un tiempo, son la gran banda pop del momento.

SPINETTA / PÁEZ - La, la, la (1986)

          La tapa de La, la, la con los dos rostros formando un mosaico es reveladora. Nunca como esta vez comulgaron con tanto éxito los talentos conjuntos de dos grandes del rock nacional. Hay otros discos logrados (Tango de Charly/Aznar, Colores santos de Cerati/Melero, el propio Fito y Sabina en Enemigos íntimos) pero ninguno llegó tan lejos como este. Disco creado por una casualidad inicial al encontrarse ambos caminando por avenida Santa Fé y decirse: "¿Vos... sos vos?" .

          Para Fito era tocar el cielo con las manos y para Luis, un exorcismo luego del dueto fallido -y problemático- con Charly García. Hasta La, la, la fue "saboteado" por la compañía de Fito -Warner-, que quería impedir su salida para no dañar las ventas del mismo artista.


Disco ignorado por la masa pero no así por los músicos. Disco casi con el aura de maldito. El tono pesado de las letras previno lo que vendría después. Luego de la salida del disco la situación común implosionó. Ocurrió la matanza de los familiares de Fito en Rosario y solo se realizaron seis recitales de presentación. Quedó la deuda también de algún clip.



         El gran momento de ambos los harían realizar inmediatamente dos de sus mejores álbumes: Ciudad de pobres corazones (87) y Tester de violencia (88), impregnados de la misma violencia y tan geniales como este álbum. 
El nivel parejo de los 19 temas, la química conjunta en cuanto a letra y música, hacen de este disco otro clásico comparable a Piano Bar o alguna otra obra cumbre del Flaco.

          También se destaca un punto de Spinetta que no es comunmente elogiado: lo bien que canta y lo bien que lo hace en este disco. Fito luego de Giros estaba también super enchufado. Él quizás es el verdadero motor del disco, responsable también de casi toda la producción. 
Con las infaltable citas al cine/literatura como un tema dedicado al film de Herzog (Woyscek) y a la pluma del pensador francés Foucault, vieja influencia de Luis siempre presente en su obra traspasada de ahora en más a Fito. Los instrumentales son un prodigio de buen gusto (arreglos de Carlos Franzetti), tanto Retrato de Bambis como Woyscek. Exquisitos

          La poesía intelectualizada siempre alabada del flaco, hacen luz e impacto en varios temas: Cuando el arte ataque (me suena este nombre), Todos estos años de gente y en Jabalíes conejines, del que proviene este ejemplo: "Te quiero tanto/ que me muero por vos/ aunque si llueve/ no te voy a buscar". Gricel es el único tema donde realizan un dúo -una lástima por lo escaso del recurso- y de paso, elevan la composición de Mariano Mores a otro nivel.



          Grabado entre agosto y septiembre del 86, también reunió a varios músicos. Los coros de Fabi Cantilo y la batería de Wirzt (futuro Socio del desierto) son excelentes; el bajo de Fabian Llonch sobresale en Carta para mí... tema de elegante modernidad made in Fito. Diez canciones de Luis y siete de Páez, una a medias -Hay otra canción- y el mencionado cover Gricel
Sus próximas colaboraciones en el tiempo serían lo mejor de cada disco de Fito: El centro de tu corazón, Bello Abril, Pétalo de sal, Y dale alegría a mi corazón, etc; actuales ejemplos de que su química es inquebrantable.

          La, la, la
: orgullo del rock argentino. Gracias Fito. Gracias Luis.



"Frente a los vidrios de un banco/
un anciano desfallece/sin nombre..."





"Prácticamente pasé la adolescencia escuchando temas de Luis. En realidad fue mi ídolo y siempre pensé que una de las cosas más importantes de mi carrera sería tocar junto a él." Fito Páez, Rock & Pop 1986

"Creo que es uno de los mejores discos que hice, si no el mejor. Ahora sí, pienso que podríamos haber escrito más canciones a medias o haber trabajado más a dos voces, pero la producción del elepé fue muy veloz"
Spinetta, Crónicas e iluminaciones, 1996

lunes, 25 de septiembre de 2006

CUMPLEAÑOS FELIZ

          Muchas gracias a todos los familiares/amigos que hicieron muy muy groso los festejos -largos- de mi cumple en esta semana de Septiembre. Gracias totales!!!





jueves, 21 de septiembre de 2006

BUSTER KEATON Pictures



          Las fotos de Keaton son poesía pura. Tan buenas como su obra, caso que no se da habitualmente. No sé si la fascinación es por su composición, por el querible blanco y negro, por su propio rostro entre cómico y adusto, por ese negativo y entrañable gesto. Pero todas todas son adorables y bellas.

Esto no es ni siquiera un muestrario, solo algunas fotos difíciles de hallar de Buster. Nadie se sacó tantas ni tan buenas. Ni su contemporáneo Chaplin. Ni Marilyn Monroe. Con eso les digo todo...

miércoles, 20 de septiembre de 2006

JENNIFER LOPEZ - Films




Recorrido fílmico de la J.lo, a veces no tan bien valorada como actriz y con una carrera mas que interesante. 

Vamos por las breves reseñas entonces:


My Family (1995)
 

Gregory Nava
Todo comienza con un papel menor, siendo solo la parte juvenil del personaje femenino central -María Sánchez- y que ni siquiera figura en los créditos. J-Lo era ya bastante conocida pero solo por su participación en la exitosa comedia televisiva A Living color.



Money Train (1995)
Joseph Ruben

Luego se convierte en la contrafigura femenina de Wesley Snipes y Woody Harrelson en el thriller Asalto al tren del dinero, u
n aceptable film de acción y su primer coprotagónico. Aquí hace su primera escena de desnudos y bue, hay que pagar el derecho de piso alguna vez.



Jack (1996) 
Francis Coppola
Un año después pasa casi desapercibida en la fallida comedia dramática de Francis Ford Coppola, como la maestra particular de Robin Williams. En verdad todo el film fue un despropósito. Igualmente un paso adelante solo por haber sido dirigida por este notable director. 




Selena (1997) 
Gregory Nava
El salto de popularidad se produce con el excelente rol protagónico en este biopic, la historia de una famosa y malograda cantante latina en EEUU, donde luce sus curvas en un papel "físico" que le cae a medida -demostrando sus dotes de bailarina y cantante- y punta del iceberg de su inmediata carrera como músico. Nominada para premios menores por esta actuación, momento en donde prende también -según ella-, el gusto por el escenario.

Anaconda (1997)
Luis Llosa
Claro paso atrás desde lo actoral, con un personaje que no es casi un protagónico y sin peso en el guión. Pero a la vez es su primera oportunidad en un film de gran presupuesto. Una buena vidriera para ella, tanto como una película plana y bastante insoportable. El raro logro de ser el film donde más desaliñada y fea se la ve.

Blood & wine (1997) 
Bob Rafelson
Esto ya es otra cosa. Importante por realizarla y lograr una química especial junto a un actor de la talla de Jack Nicholson y donde no desentona en el ya trillado papel de amante latina. La película no es gran cosa pero se deja ver.

U turn (1997)
Oliver Stone
Para finalizar el año -cuatro películas- llega el quiebre de su carrera como lo fue Camino sin retorno de Oliver Stone.

Road movie psicodélica, tensa, como las características de su director, en un papel dual bien llevado por
Jennifer y con una carga erótica de la que varios tomaron nota.

Acompañada por nada menos que
Sean Penn, Nick Nolte y Billy Bob Thorton. Gran pro
tagónico en un excelente film.

Out of sight (1998) 
Steven Soderbergh
Un romance peligroso inaugura sus films mainstream de hollywood, siendo a esta altura popular y convirtiéndose en su película más taquillera en USA hasta el momento. Una buena pareja actoral junto a George Clooney -juntando a los sex symbols del momento- pero solo un correcto film del irregular Sodenbergh. La película funciona, pero hay algo que no termino de digerir en el tono.


Antz (1998) 
Eric Darnell & Tim Johnson
Luego prestó su voz para Azteca, la hormiguita de Antz, una interesante película de animación haciendo una inverosímil pareja con la hormiga obrera con cuerpo y la voz de Sylvester Stallone. Comparte cartel además con el gran Woody Allen, Gene Hackman, Sharon Stone, Danny Glover, aunque solo se hayan cruzado por los pasillos.

The Cell (2000)
Tarsem Singh
Regresa al cine luego de dos años con la película de mejor estética de toda su filmografía. La pena es un guión que peca de tibio, para un género tan de moda actualmente como lo es el thriller psicológico, con resultados siempre desparejos. Ella combina por su estética y una de sus más que correctas actuaciones.

The Wedding Planner (2001)
Adam Shankman
Retoma la comedia romántica -el género más visitado y el mejor transitado por ella- en la vacua Experta en bodas. Floja en demasía por culpa de un desabrido Matthew McConaughey (nunca lo ví en una buena actuación) y ella y su encanto no pueden solucionar todo.

Angel Eyes (2001)
Luis Mandoki
Con el drama Mirada de ángel levanta la puntería ya con la elección del film, luciéndose en un papel sobrio y sentido. Película de tono grave y sólida, abordado con soltura y solvencia por ella. Acompañada del buen actor Jim Caviezel -futura piñata cristiana- y de buenas críticas también.

Enough (2002)
Michael Apted
Nunca Más fue su próximo proyecto que pasó desapercibido injustamente (aquí directo a video). Una madre golpeada que lucha y se sobrepone frente a un marido psicópata y golpeador. Guión cursi, sin golpes bajos, un más que presentable film, menor y de poco presupuesto, que además tuvo nula promoción.

Maid in Manhattan (2002)
Wayne Wang

Buena química junto a
Ralph Fiennes, un actor no habitual en este tipo de películas, en un relato simil La Cenicienta, pero que no l
lega a despegar de lo banal, sin salvar la película con sus solas presencias.

Ella, como siempre, bellísima.

Gigli (2003)
Martin Brest
Directamente a video en nuestro país, Gigli junto a "madera" Ben Affleck venía precedida de las peores críticas y a decir verdad, se cumplen una por una todas. In-so-por-ta-ble. Sin mas comentarios.

Jersey Girl (2004)
Kevin Smith

En este film J-Lo solo hace una especie de cameo, tan solo 5 minutos en pantalla. Trae como premonición la noticia de su ruptura de pareja con Ben Affleck, hombre que tan mal le hiciera a su carrera cinematográfica. Lo malo ahora es su relación con el feo cantante de salsa Marc Anthony(¿?). Y bue, no puede ser perfecta...


Shall We Dance (2004)
Peter Chelsom

Esta remake de película oriental, zafa de la medianía por la vuelta de Richard Gere a una actuación decente y por Jennifer, en un segundo plano pero parte integral y central del film. Escapa bastante bien a las banalidades -y los finales- del género.




Monster-in-Law (2005) 
Robert Luketic
La química entre las protagonistas funciona, parte fundamental de una comedia de enredos entre antagonistas femeninas. Rítmica, de regular para arriba, con buenos gags y una dirección transparente de Luketic. López ya es una opción válida para una buena actuación en comedias y sigue tan encantadora como siempre.

An Unfinished Life (2005)
Lasse Hallström

En un relato de tono pausado, como todo lo de este director sueco, su actuación no desentona junto a dos grandes como Robert Redford y Morgan Freeman. Brinda calidez en un drama costumbrista con excelente fotografía. Entre sus mejores films.