miércoles, 30 de mayo de 2007

GOOGLE RANKING

          Solo un juego, el saber quién es más popular. Colocar los personajes que se nos antojan en el buscador más importante del mundo (por rubro y de una forma un tanto caprichosa) y constatar la popularidad de cada nombre propio.

Por supuesto que en la gran botica que es la net se mezcla todo. Popularidad no es calidad, ni se quiere demostrar necesariamente ninguna otra cosa.

Hace un tiempo se la nombró a Pamela Anderson como la reina absoluta de la búsqueda en la web, razones para ello sobran...


El nombre exacto ingresado de cada personaje y el número de páginas encontradas. Vamos a ver quienes ganan y son más populares. Solo números (¿solo números?)


     PERSONALIDAD ARGENTINA
2.380.000 Che Guevara
2.060.000 Jorge Luis Borges
1.870.000 Diego Maradona
1.620.000 Carlos Gardel
1.560.000 Eva Perón
1.300.000 Juan Perón
La supremacía del Che es indudable y no solo en la net. Más allá de su bastión cubano, la iconografía que resalta en las infinitas remeras y las banderas con su rostro en forma de protesta, son incontables y se multiplican por todo el mundo.

     LEYENDAS DEL ROCK
2.950.000 Elvis Presley
2.100.000 Freddie Mercury
2.080.000 Jim Morrison
2.030.000 Janis Joplin
1.960.000 Jimi Hendrix
1.850.000 Kurt Cobain
Internet confirma a Elvis la pelvis como el rey del rock post-mortem entre los íconos románticos de la música. La inminente película de Freddie (con Borat en el protagónico) hizo lo suyo también en los números pero no alcanzó esta vez.

     BELLEZAS

29.500.000 Beyoncé
16.500.000 Jennifer López
12.400.000 Angelina Jolie
08.680.000 Pamela Anderson
03.140.000 Carmen Electra
¿Pero cómo? ¿No era Pamela Anderson la más buscada? Sí, la más buscada, pero no la que más sitios tiene. Beyonce aparte de estar más que buena, también canta, baila y actúa. Junto a la J.lo, las caderas más grandes que hay...

     KUBRIC
K

1.850.000 A clockwork orange
1.560.000 Full metal jacket
1.550.000 2001 a space odissey
1.510.000 Eyes wide shut
1.210.000 Barry Lyndon
The Shining (28.400.000) no compite por ser también, entre otras muchas cosas, el famoso libro de Stephen King. El podio se lo lleva la película emblema de Kubrick, la mas famosa y polémica quizás.

     COMIC
47.600.000 Batman
37.300.000 Spiderman
35.200.000 Superman

A Batman no hay con que darle. A pesar de que la juventud adora al arácnido y a sus pelis, y del amor del murciélago -no reconocido- por Robin, el joven maravilla.



     DUETOS ETERNOS

1.810.000 Charles Chaplin
1.340.000 Buster Keaton

3.750.000 Rafael Nadal
3.040.000 Roger Federer

41.300.000 Coca Cola
01.910.000 Pepsi Cola

79.800.000 Star Wars
33.400.000 Star Trek

67.800.000 Michael Jackson
01.300.000 Prince Roger Nelson

38.900.000 Mozart
24.800.000 Beethoven




Yo ya tiré la primera piedra, ahora, si quieren comparar ustedes a dos personajes de forma rápida, el Google Fight esta
aquí y se los hace mucho más sencillo...

lunes, 28 de mayo de 2007

SPINETTA - Para los árboles (2003)


Ahora que comencé con el "redescubrimiento" del flaco no paro más, es adictivo. Aunque uno parece quedarse corto con las intenciones y las palabras, reseñando algo del nivel de lirismo al que nos tiene acostumbrado Spinetta. Comentario de uno de sus últimos -y mejores- álbumes de esta década.

"Soy permeable a lo que digan o piensen, me siento un mimado por la crítica, pero por lo menos aspiro a que un comentario sea porcentualmente similar al laburo de un artista. No se puede escribir cinco minutos y hacer mierda un trabajo de meses". Spinetta, ND Ateneo, 19 de julio de 2003


Después de la tibieza –musical- de Los Ojos (1999) y Silver Sorgo (2001), álbumes tímidos, introspectivos aún para el mismo Spinetta, lanza el mas combativo Para los árboles, un disco de difícil escucha como casi todo lo de Luis pero que superadas las primeras audiciones se torna irresistible.

Como si las canciones tuvieran que sedimentarse lentamente en nuestro oído y paladar, como los buenos tintos.

Mucha de la culpa de esta "exigencia" con su música la tiene el propio Spinetta, que con su disco Los socios del desierto (1997) llevó a un techo muy alto su propia producción -y la de los demás- con 33 temas de ensueño. El disco comienza y crece lento pero constante hasta su final, encontrando al mismo músico maduro de siempre con su música atemporal.

Cisne ya nos muestra el lirismo acostumbrado, Halo Lunar remite a sus coqueteos con el jazz, toques de dureza en Yo miro tu amor, modernidad en A su amor, allí y exquisitos arreglos -y si me apuran el mejor tema- en El lenguaje del cielo, con esa intro tan característica y unos coros femeninos demoledores, sutilidad, buen gusto y belleza en la forma.

Pero por toda la belleza spinettiana, no se le puede perdonar un tema como Agua de la miseria, intento fallido de tema comercial, tanto, como su barroco video.

Se torna molesto porque toda la discografía de Spinetta se basó en una lucha anti-hit de la cual estamos siempre eternamente agradecidos. Seguir viviendo sin tu amor es la excepción que confirma la regla.

Para recomponernos, el final de este álbum es un exquisito tándem formado por Néctar, El lenguaje del cielo y Tu cuerpo mediodía, tres temas como para terminar bien alto en cuanto a calidad. La tapa también es bellísima, con la misma carga de poesía que la propia música.

Manos/árboles, dedos/ramas que en la contraatapa conducen hacia las canciones/hojas.

Un homenaje con música de Luis hacia la Naturaleza.

Un homenaje de Luis a nosotros mismos.




"Castaneda dice que en la tradición de los Toltecas, los árboles son aquellos brujos, que eligieron el camino más corto y fácil para lograr la trascendencia y como si fuera un castigo, quedaron transformados en árboles. A mí me gusta pensar que los árboles son guerreros que equivocaron el camino" Spinetta, ND Ateneo, 19 de julio de 2003

miércoles, 23 de mayo de 2007

De Kubrick a Prince, pasando por Nirvana y Woody Allen

"Los grandes hombres, al igual que las cosas bellas,
siempre tienen puntos en común".
Francois Truffaut



         La idea de esta nota me la dió mi relación con mis dos expresiones artísticas favoritas: cine y música. Ya saben que me gusta relacionar (o comparar según mis críticos) todo lo que me atrae dentro del mundo artístico. Es una nota vieja en verdad, donde contaba que Peter Gabriel lanzaba su esperado y nuevo álbum Up, con problemas de censura en algún video y exactamente ¡diez años! después de su predecesor Us (el anterior era So, otros seis años de diferencia y otro monosílabo).


Me vino a la mente la analogía con Stanley Kubrick, conocido entre otras cosas por tomarse su tiempo entre películas y por sus polémicas. Sus tres últimas obras fueron El Resplandor (1980), Nacido para Matar (1986) y Ojos Bien Cerrados de 1999. Casi las mismas distancias que se tomó Gabriel para realizar su trabajo.

Ahí terminó de germinar la idea. Sobre las no pocas semejanzas entre las estrellas del rock y los directores estrellas del cine. Para mi sorpresa, comenzaron a brotar nombres de rockeros y cineastas ligados por algo más que meras bandas sonoras, que darían para una nota aún mas extensa.


EL RESPLANDOR
          El ejemplo de Gabriel y Kubrick no es azaroso. No solo sé emparentan los tiempos de trabajo si no la misma obsesión perfeccionista. Tanto uno como otro realizaba el trabajo final consumado después de años de planificación y retoques, no dejando por ello de estar activos en ningún momento. Señalados como obsesivos, solitarios, intratables e incapaces de labor en conjunto, en medida extrema en el caso de Kubrick.

En su mejor forma ambos en el mismo período de tiempo, a principios de los 70. La más rica etapa para muchos de Génesis y su rock sinfónico, fue entre 1969 y 1975, hasta que Peter se cansó de dividir las tareas en grupo y comenzó su carrera solista. En el caso del director la mítica 2001, odisea en el espacio (1968), La Naranja Mecánica (1971) y Barry Lyndon (1975), son señaladas como la mejor etapa de su obra por los críticos y la que cimentaron su fama.

Luego, al igual que Gabriel en solitario, Kubrick espaciaría más sus trabajos logrando ambos la misma calidad y reconocimiento que antaño en sus prestigiosas carreras.



SIGNO DE LOS TIEMPOS
          Otro caso es el de Woody Allen y Prince. Dirán ¿Qué tienen que ver un judío y un negro? Tienen y mucho.

No solo la coincidencia de ser músicos, actores y directores a la vez (Woody sigue tocando el clarinete en público y Prince dirigió dos de sus tres películas) sino también por lo prolífico de su obra, la obsesiva permanencia en sus lugares de residencia (uno en Minneápolis con su mansión/estudio de grabación y el otro en su decorado eterno Manhattan), y también por ser mimados incondicionalmente por la crítica especializada aunque muchas veces no lo merezcan.

Woody Allen nos tiene mal acostumbrados a una película por año. Prince ha exigido a sus fans con 2 o 3 discos en el mismo lapso de tiempo, los que los hace fuera de lo común a ambos en las dos artes.

Por sus estilos tan particulares, son artistas del género ámalo-o-déjalo, sin punto intermedio. Considerados independientes dentro del mismo sistema, se nota más claramente esto en Prince por tener desde hace unos años sello propio y por ende una clara autonomía.

Sin interesarles las críticas, se mantienen en su estilo con pocos matices: Funk con arreglos rockeros y comedia de situaciones. Cuando se desvían de ello, son criticados por salirse de sus reglas. Socialmente también análogos por su extrema tímidez y reclusión, de bajo perfil.

Con carreras con altibajos pero con grandes obras, geniales, petisos y quizás, mis dos preferidos.

TIEMPOS VIOLENTOS
          La irrupción arrolladora que hizo Quentin Tarantino en los noventa, con una inusual fuerza creativa, es similar a la sensación de aire renovador que dejó Nirvana en el rock meses antes. Dos artistas surgidos del under y con actitud provocadora. Quentin y Kurt. ¿Dos recicladores o dos genios? Odiados y queridos por igual, solo el tiempo tendrá la respuesta.

Con Perros de la calle (1992) y Tiempos Violentos (1993) este empleado de videoclub se convirtió en el chico malo de hollywood e influencia revitalizadora de toda una nueva generación.

Kurt Cobain y su halo encantadoramente trágico, junto a una excelente banda -pero principalmente por él-, lograron con solo dos discos como Nevermind (1991) e In Útero (1993) destruir el imperante pop liviano de los ochenta mezclando furia y desesperación, destronando de paso a Michael Jackson y Guns N'Roses y creando la movida grunge abriendo el camino a toda una generación de nuevas bandas.

Curiosamente a partir del suicidio de Kurt Cobain -abril del 94- pareció también apagarse la estrella e inspiración de Quentin. Igualmente se espera mucho de él, como esperamos el box-set de canciones inéditas de Nirvana. Dos artistas inigualables dentro de sus contextos.



EL EXTRAÑO MUNDO DE JACK
          El mundo de fantasía que crea Tim Burton en sus películas se parece mucho al que Michael Jackson "vive" realmente desde hace muchos años. Infancia difícil en ambos casos y una particular coincidencia -digna de Freud- en la proliferación de monos.

Wonderland, el parque personal de Michael y El planeta de los simios en el caso de Tim. La analogía más evidente son lo freaks, infantiles y geniales que son los personajes creados por ambos y ellos mismos también.

Seres melancólicos bordeando lo naif, pero con una marcada faceta dark rozando lo paranoico (algunos films de Burton y los eternos problemas judiciales de Michael). Frágiles, antisociales, queribles y peligrosos. Michael sobrevive por el momento editando grandes éxitos.

Aunque con este tipo de artistas nunca se sabe su próxima jugada, esperemos por el bien de la fantasía en el cine y por la propia actualidad de ambos, que Burton envejezca mejor que Michael.



INTELIGENCIA ARTIFICIAL
          Steven Spielberg es un hacedor de films taquilleros y efectistas, lacrimógenos y fantásticos, entretenidos y sólidos. Utilizando en su obra, el costado blando y sentimental del séptimo arte. Puntos en común con otro gran artista con canciones gancheras, pegadizas y populares. Un músico -nombrado desde hace algún tiempo Sir- llamado Paul McCartney.

Siempre presentes ambos en toda lista que se haga de los más populares o vendedores de todos los tiempos. Tanto en cantidad de discos -etapa The Beatles, no tanto en su carrera solista- como en espectadores -Jurassic Park, E.T., Indiana Jones- decayendo los dos ùltimamente pero con sus prestigios intactos y siempre vigentes.

Por siempre cargarán con las pesadas mochilas de sus eternas sombras negras, los difuntos -e idolatrados por ellos mismos- Stanley Kubrick y John Lennon, que no dejarán de sobrevolar amenazantes a sus obras e incluso, a seguir influenciándolas de una manera casi decisiva.



MOULIN ROUGE
          Son análogas la madurez, sapiencia y permanencia en el medio, como así también su condición de mitos, las carreras de Clint Eastwood y Bob Dylan. La crudeza, vivencia callejera y ritmo de Spike Lee y el cantante de rap del momento: Eminem.

La unión/desunión, amor/odio, encuentro/desencuentros de los hermanos Coen y los hermanos Gallagher, aunque estos últimos en una mayor medida. El nivel de lirismo, hermetismo y poesía de Jim Jarmush con nuestro flaco Spinetta.

El paralelismo de las obras de Francis Coppola y Martin Scorsese y su mote de clásicos, se podrían emparentar con los Beatles y los Rolling Stones.

Podría continuar con las semejanzas o extenderme más en alguna de ellas, hasta no podrás estar de acuerdo conmigo en algún ejemplo y quizás tengas otros más, pero creo, que finalmente que vamos a coincidir en un punto:






Son el cine y la música tan inseparables en nosotros y nuestros recuerdos porque nos despiertan sensaciones persiguiendo un único fin: Hacernos mejor y más llevaderas
nuestras vidas.

martes, 22 de mayo de 2007

CHARLY GARCIA - Piano Bar (1984)



Charly pasa por un dudoso presente, inmerso en sus mambos crónicos con la droga y en apariciones públicas conflictivas, solo para los noticieros. A punto de sacar su nuevo disco –Kill Gil- en el cual no tenemos ningún tipo de expectativa, debemos conformarnos con recordarlo con sus grandes discos pasados.

"Charly volvió a sacarnos una radiografía y el diagnóstico es reservado. A bancarse ese defecto" Alfredo Rosso, Twist y Gritos enero de 1985


Referente de cualquier lista de lo mejor del rock argentino, todos sabemos de la extensión y calidad de la discografía de García y de lo que representa en le contexto del rock nacional.

Piano Bar por su fiereza y poder, no parece haber sido germinado en unas plácidas vacaciones en el Brasil, con la compañía de su pareja Zoca. Además de los temas, la diferencia la hace la banda. Un dream team irrepetible a pesar de muchas formaciones propias de muy buen nivel.

Los G.I.T. en pleno –sólidos, con años tocando juntos, también en la gira Clics Modernos: Guyot imprevistamente lírico con su guitarra, Alfredo Toth con su solvencia en el bajo y los mejores coros masculinos de cualquier disco de Charly y la sorpresa Willy Iturri, considerado por casi una década, desde aquí como el mejor batero argentino hasta la irrupción de Charly Alberti de Soda Stéreo (alumno particular del propio Iturri).

Para el final dejamos a Fito Páez. Que decir de él que ya no se sepa. A solo meses de haber sacado su primer y muy buen disco solista -Del 63'-, con todas las pilas por tocar el teclado con su ídolo de siempre.

El video que acompañó al disco, grabado en vivo en la sala de ensayo, refleja la polenta de esta banda y la lucidez de Charly. Cuatro temas en formato de clips, cantando sobre la cinta original, notándose ya el desgaste de sus cuerdas vocales y eso que de esto pasaron ya veinte años.

"Me gusta mucho Prince. Springsteen me da vuelta la cabeza. Escuché su último disco - Born in the USA- antes de Piano Bar y se nota" Charly García, Rock & Pop 1985


PIANO STAR

El verdadero protagonista del álbum es el propio Charly. Dueño de letras poderosas y en lo musical, una obra conceptual al nivel de La hija de la Lágrima y Say no more.

Un comienzo a todo volumen con Demoliendo Hoteles -casi una declaración de principios-, como para desperezarnos con ritmo y recordar el pasado inmediato de Clics Modernos.

Luego el primer mazazo y un gran tema del disco: Promesas sobre el bidet. Canción de desamor junto a la eterna e interminable historia del autor y su trip con la droga, que se repite tema a tema y disco a disco. Raros peinados nuevos es otra excelente letra y canción.

En Piano Bar y No te animás a despegar, se vislumbra una de las pocas diferencias entre García y los otros integrantes de la santa trinidad del rock. Uno se puede asombrar de la emoción y sensibilidad de las armonías de Fito y su piano, o de la rara progresión de acordes y el sentimiento del flaco. Charly, es el único músico que logra condensar la misma emoción con solo... el redoblante de la batería.

Ya lo había realizado sorprendiendo en Yendo de la cama al living, con un increíble sonido de parche. Aquí lo vuelve a repetir logrando en esos dos temas, sensaciones propias de un sonido inconfundiblemente García.

No se va a llamar mi amor es un tema up, liviano, casi de transición. Según García, ideal para comenzar un lado B en una época en la que había esa preocupación tanto en vinilos como en cassettes.

Obra personal, considerado un cambio importante en su carrera y dos pasos adelante de todos. Como en toda obra maestra argenta, no puede faltar el nombre de Luis Alberto Spinetta asociado en algo. Coautor del tema final llamado Total Interferencia -el más bello de todo el disco junto a Promesas, aunque en este álbum, es injusto elegir un tema por sobre otro-.

Piano Bar.
Un disco redondo, crudo y visceral. Análogo del propio autor que por el 84', transitaba en su mejor forma.

Tan solo 35 minutos con 35 segundos de uno de los mas bellos discos solistas del rock argentino junto a Artaud y algun otro. Irrepetible.


"Soy un escorpión porque mi destino es fatal, escurridizo como una anguila y perezoso y superficial como un gato" Charly García, Pelo 1985


viernes, 18 de mayo de 2007

SOUNDGARDEN - Black Hole Sun (1994)




Hubo muchos temas "símbolos" de la movida grunge, bandas líderes del sonido de los 90's.

Podríamos elegir alguno del totem Nirvana, la mejor banda sin dudas de esos años. O una de Pearl Jam, la que le disputaba ese trono. O incluso de los Stone Temple Pilots, grupo lleno de canciones/himnos.

La llamada generación X que dominó la primera mitad de la década y que impregnó a la segunda hasta morir con su propio creador, el señor Cobain, no se puede quejar de calidad musical.

Pero este tema de Soundgarden sobresale tanto por su melodía, por su musicalidad extrema y hasta por su video, que critica en primer lugar a la frivolidad y tiene hasta dos versiones.

Pero principalmente, es la voz sentida de Chris Cornell (una de la grandes voces del movimiento) que le da un plus de nivel a esta gran canción.

Como curiosidad, es increíble la inmovilidad de su guitarrista líder en el video, casi sin vida ja. Nunca me cansaré de escuchar este tema.






Hasta unplugged es buena!!!

miércoles, 16 de mayo de 2007

ILLYA KURYAKI - Leche (2000)






Para la crítica el mejor disco de los Kuryaki es Chaco
(1995), incluso elegido entre los mejores 100 discos del rock nacional por la prestigiosa Rolling Stone (puesto 38).

El tema y video de Abarajame contribuyó mucho y los hizo explotar mediáticamente.


Si hablamos con los fans, su elección sería Versus (1997) y sería válido. Un cuento integral, espacial-estético, con unos videos increíbles (Detalle: la guitarra de Dante en el clip Jugo ¡la misma de Prince maldito!).

Pero la esencia de los Kuryaki, toda su iconografía sexual y la polenta de su sudoroso funky demoledor estan en Leche (2000).

La imagen del disco fue censurada y se la vendía con una franja negra que tapaba un deseo sexual recurrente (seguimos con la influencia Prince).


El sobre interno es inédito también en una especie de seleccionado Playboy del rock, con todas las latin-geishas desnudas.

Grabado en Argentina y en los EEUU, no es solo un detalle que lo hicieran en Minneapolis, cuna de Prince, el gran referente no solo de Leche si no de toda la discografía Kuryaki.

Una de las mejores características es lo bien que ensamblan sus voces hasta conforman un todo sonoro, mas que de dos discos solistas en uno, difícil de lograr por los distintos estilos tomados.


Coolo es la mas naif si se quiere y el corte de difusión, con el risueño y recordado Nelson De la Rosa danzando. La diferencia en Apocalipsis Wow! la hace ese clavicordio en su parte final, asi como Lo que nos mata es el típico medio tempo que tan bien hacen, con la voz de Emmanuel Horvilleur y unos coros femeninos de buen gusto, en una banda que se caracteriza además por tener excelentes temas lentos.

A esta se le podría sumar De que me hablas? por similitud rítmica con Dante Spinetta al frente vocal y Nadie más, quizás el mejor ejemplo.


Un homenaje merecido al culo de Jennifer López en Jennifer del Estero: "Yo creo en Dios, pero es ella quien cura mis penas" Yeah!

"Estoy hecho mierda pero soy feliz" es otra línea memorable del disco (Hecho mierda), demostrando el humor de los Kuryaki de siempre. Guerrila sexua sería una síntesis del disco: ritmo, coros impecables, unión vocal, sonido funky-tecno.


La colaboración de una leyenda como Bootsy Collins (Funkadelic) le pone más condimento de por si al disco. Sus líneas epilépticas de bajo elevan a DJ Droga y lo ponen como un mas que digno final para un disco disfrutable de principio a fin.

Tanto Emmanuel como Dante hoy siguen con sus carreras solistas con excelentes discos. Leche quedó como un referente no solo de los Kuryaki, o del hip hop, del soul y el funky argentino, sino de un disco logrado.

Comentario de Elevado de Dante Spinetta





lunes, 14 de mayo de 2007

SPIDERMAN 3


Podría decir que Spiderman 3 es lenta, que es la más floja de las tres de la saga, que dura más de lo aconsejable. Y no exagero en nada.

Sam Raimi es quizás junto a Peter Jackson, los directores que más maduraron con el correr de las películas (ni hablar de sus evoluciones con la técnica en sií).

De oruga a mariposa en pocos años, de Mal gusto al Señor de los anillos, de Darkman a estas Spiderman en el caso de Raimi, en un avance notable.


Spiderman 3 no es un paso atrás pero sí un paso en falso, una película innecesaria si se quiere. A medio camino en todas sus intenciones. Montaje hiper acelerados para las escenas de acción, que las deslucen pero que nunca fueron el centro de ninguna de estas Spiderman.

A partir de su parte media es como que Raimi vuelve a auto parodiarse con escenas casi clase B, como jugando con su estilo anterior con ese humor tonto y naif (el baile en el bar, la transformación del traje negro).

Los actores siguen haciendo su papel de taquito, la inclusión de los nuevos villanos solo sirven para unos momentos increíbles en los efectos (fantástica la escena de la creación del hombre de arena) y para muy poco más.

Frases hechas relacionadas con la bondad humana, demasiado diálogo hacia ninguna parte que la alargan y le quitan ritmo, el recuerdo del asesinato del tío Ben repetido infinitamente, un guión que borra con el codo todos los acontecimientos pasados (¿la 4 va a hacer lo mismo con ésta?), en fin, solo entendible su realización por toda la maquinaria de dinero que fomenta y recauda.

Spiderman II era un reto para Raimi, pero se convirtió en un buen ejemplo para todo el que quiera hacer una buena película de superhéroes. Aquí no pudo seguir sus propios pasos.

Lo único positivo es que con infinitos proyectos inmediatos, el comic en el cine sigue más vivo que nunca.



sábado, 12 de mayo de 2007

PRINCE VS. MICHAEL JACKSON



Aclaración: Entrada realizada años antes de la muerte de Michael.

     Un "artista" es la sumatoria de muchas cosas. Si hablamos musicalmente influyen varios factores.

Esta rivalidad entre el "Rey" y el "Príncipe" no es nueva, cae de madura por el peso específico de sus propias figuras y carreras.

La
s dos caras de la misma moneda en cuanto al funk negro comercial. Prince vs Michael JacksonNo vamos a poner a uno sobre otro de forma fanática, sino a intentar comparar ambas leyendas bien ganadas. Los dos solistas mas grandes luego de Elvis hasta se podría decir.

     Cantantes, bailarines, showman, negros (uno ex negro ahora).

Íconos totales de los 80's junto a Madonnadisputándose el mismo trono a la manera inevitable de un Beatles-Stones, Lennon-McCartney, Nirvana-Pearl Jam o de un Oasis-Blur.

Vamos a tratar de esclarecer con argumentos válidos, este musical match.


POPULARIDAD

     En este ítem creo que no hay ninguna discusión posible. Después del Papa y Obama, creo que Jackson sigue siendo la persona más conocida del planeta. Rey de las pistas desde su infancia, en los 80's la Jacksonmanía solo fue superada en escala por la Beatlemanía y la Elvismanía antes. Por ninguno más.

Mucho tiene que ver en este último tiempo su fama negativa por sus problemas legales, con acusación de estupro incluída. Pero es innegable su reconocimiento como figura popular.

Si buscamos
sus nombres en el Google nos damos cuenta de la diferencia. 162 millones!!! de páginas que nombran a Michael Jackson contra 4 millones que nombran a Prince Rogers Nelson. Concluyente e ilustrativo.


RECONOCIMIENTO

     Si hay alguien de los dos que tuvo a la crítica de su lado ese es Prince. Alabado desde sus comienzos y durante toda su discografía, mimado aún hoy con sus últimos dos lanzamientos (Musicology/3121) y aún cuando no se lo merecía tanto.

Es
cierto que Michael fue un niño prodigio junto a sus hermanos, e inclusive hicieron buenos discos funkys, pero más allá de Off the wall y Thriller su discografía no fue unánimemente aceptada. Inclusive hubo saña con los espaciados últimos discos.

Prince también tiene el mejor reconocimiento que es el de sus propios pares, como lo atestiguan referencias de músicos de distintos sectores como Wonder, Bono, Page, Springsteen y Miles Davis, por nombrar solo a algunos.

En estos últimos dos años recibió infinidad de premios y reconocimientos por su obra, y a punto de una gira por inglaterra, hoy Prince esta un paso adelante en este ítem.

VIDEO CLIPS

     Prince
nunca se destacó en este rubro. Sus video clips están hechos con un desdén increíble para un músico de sus características y nivel. Más todavía por ser su fama surgida en los 80's en donde el espectáculo visual, ostentoso -kitsch- lo era todo. Madonna y Michael entendieron que la imagen lo era todo, Prince no.

Justamente Jackson es referente al ser el primero en brindarle importancia a los clips, casi como mini films que desbordaban y superaban al encanto de la propia canción.

Los Beatles con sus clips gigantes en forma de películas y Queen con su famosa Rapsodhia Bohemia fueron los precursores y lo hicieron antes, pero Jackson puso las cosas en otro nivel. Ya nunca más hubo clips sin esas coreografías de baile numerosas y clips de bajos costos. Hubo un antes y un después de Jackson en la historia post-MTV.



SHOWS
     Este es un ítem difícil. Ambos son excelentes showmans y ponen una puesta en escena increíble en todos sus shows, pensando más en un espectáculo integral, no tan solo musical.

Los dos destacados bailarines -MJ con algunos pasos reconocibles, de marca- fruto de sus inocultables influencias del ícono del baile negro: James Brown. Prince desarrolla mas su lado interpretativo que MJ.

La diferencia es que el show de MJ es temáticamente infantil
, armado para el impacto visual, con grabaciones en pantallas gigantes y coreografías varias. Aunque en este momento espacien demasiado sus giras ya dejaron su marca. En cuanto a puesta de shows y resultados y mas allá de gustos personales, no creo que haya diferencias sustanciales en calidad y forma.


MÚSICO

     Sabemos que componiendo son de lo mejor desde Lennon-McCartney. Y aunque a MJ lo ayuden algunos de los productores más grandes de turno, eso tampoco cuenta. No se pueden comparar canción por canción o alcances de las mismas.


Como cantantes tienen un registro parecido que
aunque no tengan el mismo rango, comparten un falsette atractivo. En lo que Prince le saca mucha ventaja en en su faceta de instrumentista.

Más allá de la leyenda de que toque todos los instrumentos, lo que podemos corroborar es que como guitarrista y pianista es de lo mejor que se haya visto. E inclusive lo vimos en sus shows tocando fugazmente el bajo, la batería y la percusión.

De Michael no podemos decir lo mismo. Su música se basa en su gancho, en las letras y en lo sentimental de sus melodías. Un claro ganador aquí.


DISCOGRAFÍA


    ¿Cual es mejor? ¿Thriller o Purple Rain?
Imposible ponerse de acuerdo aquí. Los dos tienen grandes discos y no se puede poner a comparar cuales son mejores.

Prince
cuatriplica e ncantidad los discos de MJasí que ni en eso se podría hacer una comparación real. Un justo empate.



VENTAS

     MJ es uno de los pocos artistas que se superó a sí mismo. Todos tienen un pico de ventas insuperable para sí mismos. Off the wall logró vender 9 millones de copias, luego Thriller llegó a los 26 millones.

Prince nunca pudo superar su pico de 15 millones con Purple Rain. Este esta ubicado en el puesto nº 30 en la lista de los artistas más vendedores con más de 30 millones de copias (incluyendo a bandas también).

Un buen número sin dudas pero MJ compite en este rubro con leyendas como Elvis, Beatles y quizás, solo contra sí mismo.
Sin discusiones.


VIGENCIA
     Último ítem de esta pelea virtual. Reconocimiento con premios y honores, éxito con sus dos últimos discos, en plena gira europea, Prince entonces desplaza a MJ aquí.

Este último solo sale en las noticias por sus problemas legales, o salidas esporádicas a shoppings del mundo vestido de mujer, o por sus rubios hijos (llamados Prince ambos ¿?).




CONCLUSIÓN


          Ocho ítems para de una discusión que no tiene fin, pelea que resulta pareja entre los dos grandes solistas del pop.


Prince o Michael Jackson. Ahora solo queda saber en los comentarios a quien elegís vos y el por qué. Jugate...

                                      Pop life...