jueves, 27 de mayo de 2010

Amor Amarillo: Van Gogh




         El color de la vida mediante el astro sol, el color de la "mala suerte" según los actores, ese amarillo era el color favorito de Vincent Van Gogh.

Y si no lo era en el último caso no hubo nadie que lo usara mejor que él.

Uso decíamos hasta de forma exagerada durante su vida en Arles  en el sur de Francia, donde vivió en la llamada también "Casa Amarilla" (¿?).

Para los detractores de este color fue este su peor momento donde trabajaba al aire libre sufriendo jaqueca debido a la exposición prolongada al sol y donde luego (debido a sus peleas con su colega Gauguin), se cercenara la oreja en un ataque de ira.


El amarillo, además de calidez y calor, significaban para Gogh en su obra algo casi religioso, una paz inventada por y para él.

Son de ese color  también sus icónicos girasoles, considerados el puntapié inicial para considerar a Vincent como un verdadero genio de la pintura.

"Dentro del código simbólico de Van Gogh, el amarillo era el color del amor y se considera
 uno de los rasgos intrínsecos de su firma". 
Josephine Cutts




"Crece en mí el sentimiento de que no se puede juzgar a Dios por este mundo;
sólo es un estudio que no salió demasiado bien". 
Cartas a Theo