Ganas de escribir



          Algunos libros te provocan esas ganas de escribir.  No sólo los buenos, sino los que te "llegan". Los cuentos de Marcelo Cohen fueron decisivos para mi deseo primario de escribir un relato. De forma irracional luego de leer uno me producían ganas tremendas de ponerme a escribir e imitarlo ¿Pero cómo? Misión imposible.





         
Los cuentos de mi amado Cortázar fueron la continuación de ese deseo por la simpleza y fantasía que tiene Julio al narrar, algo que parece tan fácil y que luego es tan difícil. Solo en uno de sus sueños se puede aspirar a eso. 




         Stephen King y su desmesura en extensión, en situaciones, en personajes  ¡en todo! me enseñó que no hay que prejuzgar porque se puede ser excelente aún así, pero su libro de ayuda para escritores mezclado con su autobiografía, sí fue esencial para aprender a corregir y editar mis textos de forma mas correcta.


          Pero a lo que voy es que hasta un libro comprado en oferta en vacaciones, sin pergaminos ni una importancia aparente, puede ser influyente. Una especie de diario personal de Rodolfo Rabanal en el que mezcla vivencias, pensamientos y deseos de forma despareja, en el tiempo incluso, puede ser un provocador eficiente. 


Mis bandas mexicanas favoritas




          Mi amigo blogger mexicano Johnny del cual soy fan de su blog de música y cine con su toque personal que lo hace atractivo, me sugirió ésta entrada donde comento lo que me gusta del rock de su país que junto con los argentinos, es el rock mas importante de habla hispana en América.


No soy un entendido de su rock e incluso cada vez escucho menos de lo que sea, pero igual no esperen algo como Maná, donde unos músicos respetables (su baterista incluso podría tocar en cualquier banda excelente de hard rock) desperdician sus dotes haciendo ese rock light que me hace acordar a un Bon Jovi en el norte cuanto a estilo y donde, claro, eso no se le puede llamar rock nunca.

Pero bueno, no critiquemos mas y vamos con mi escueto top 3 de la música mexicana:


          Molotov lo tiene todo: Canciones buenas, mucha actitud, humor, potencia y derrochan personalidad, que mas se les puede pedir. Una banda inmensa, tan desbordada como a veces despareja. Sus videos ayudaron para que sean un monstruo como lo son. ¿Su estilo? Olvidate, pueden ser un mamarracho y lo mejor que escuchaste en el día a la vez.

Divertite con ésto si no los conoces y es un fiel reflejo de su costado mas jodón... que es un 80% del total je. (curiosamente filmado en Argentina. ¿No nos quisieron decir algo?).






          Pero a pesar de ellos, no son mi banda preferida. Los Café Tacuba tienen todo eso y además una sensibilidad que me los hace preferir. Y ni hablar de sus discos, casi todos de buenos a excelentes. Experimentales, valientes, raros también, hasta hicieron la herejía de tocar sin baterista en muchos momentos (y los odie... sólo por un rato). Geniales. Y con un cantante frontman que no tiene nombre fijo (?) pero se disfraza de gallo (?).

Así de raros y geniales son cuando quieren:






          La rareza propia que puedo aportar en mi elección es esta banda/dúo que gracias a MTV y un video que vi mil veces me hice muy fan. Los asocio con nuestros Illya Kuryaki por su locura y eso me encanta. No se los aconsejo, un rap deforme, disonante, cosas que me pueden gustar a mi solo 
😏 (aunque pensándolo bien tienen que ver con Molotov en algún punto). Ya les perdí el rastro e incluso no se si siguen juntos como las otras dos bandas.

Éste es el video que me había gustado. Y sí, yo también soy raro...


Abre tus ojos


          Con la luz apagada, acostado junto a mi hija de cuatro años a la medianoche tratando de hacerla dormir, en silencio pensaba en mis problemas. Los agrandaba, los daba vueltas, los llevaba y los traía alargándolos en un tiempo futuro como para sufrirlos un poco mas, así de tontos somos los hombres cuando nos enroscamos en pensamientos inútiles.

         Ensimismado en todo ésto, escucho a mi hija que de la nada empieza a cantar casi susurrando:

       
       "Oye, abre tus ojos,
        mira hacia arriba,
        disfruta las cosas buenas
        que tiene la vida..."



          Luego de mi emoción silenciosa y pensando en la enseñanza que me dió, nos dormimos plácidamente...

Más fotos del 2016


          Una nueva muestra de mis fotografías. Tengo millones pero no se preocupen, son las 16 (que tengo a mano) de este 2016 bastante nefasto que ya por suerte se está terminando...  







Una vuelta de felicidad por favor...




Mi firma, obsequio del amigo Adrián...


Axolotes en Bánfield...
El gran Julito...


Más felicidad, gracias...


¡Piedra libre para el Congreso!


No es Odín, es el Pocho...


En La Boca se grita señores...


...y por los días de los días


Mi único héroe en este lío...


Para mi hija un caballo.
Para mí un premolar en mal estado...
y no cedo...


Pintando el Riachuelo...
 Traigan copas que ídolos sobran...



¿El Resplandor? No, Auchan shopping...



Hasta mi hija ya lo sabe...



Le duela a quien le duela y por el motivo que sea, la pura verdad...



¿Qué pasó con el rockero? Y bue...
Única canción de cumbia que me gusta en
la historia, algún día tenía que pasar...



Luca





          Una vez me lo crucé al pelado en avenida Santa Fe casi esquina Pueyrredón con su desparpajo habitual al caminar, entre especial y defectuoso, como lo visto en los pocos videos de la época de gloria de su banda en los ochentas.


Así de parecido a como les sucediera (casi en el mismo lugar) a Spinetta y Fito Páez donde se dijeron mutuamente "¿Vos sos vos?" con la diferencia ésta vez en que el encuentro fue con total indiferencia. Yo me di vuelta para corroborar que era él como si hubiese visto una mujer irresistible.

          ¿Que tiene de importante esta insulsa anécdota? Que en su trivialidad mínima al contarla hacia morir de la risa a mi hija por encontrarla ella totalmente inverosímil y falsa.


El relatarla mil veces y con detalles cambiados no ayudaba a la credibilidad de la historia y hasta alguna vez lloró de la risa cuando yo le cambiaba a Luca su vestimenta (la pashmina con borlas ¿?) o la fecha del encuentro adornando la anécdota y haciéndola cada vez mas falsa atentando contra la veracidad del hecho.

          Y es importante decía porque es un momento feliz con ella, que siempre recuerdo...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...