Somos los libros que hemos leído, las películas que hemos visto, la música que amamos, los ídolos que tenemos. Somos nuestros amigos y somos nuestros maestros, los viajes que hicimos y los amores que tuvimos. Somos nuestros hijos. Somos en definitiva el AQUÍ y el AHORA...

20 mayo 2008

METEORO - La película





          Que difícil escribir de forma objetiva cuando se trata de uno de los mejores recuerdos de mi niñez. Animé japonés creación de Tatsuo Yoshida que esperó mas de 40 años (sus 52 capítulos son del 67’- 68’) para ser hoy un film. No menos difícil es si recomendarlo o no. Meteoro (Mach Go Go Go en su país de origen, Speed Racer en el norte) con sus historias naif y sus coloridas carreras fue famoso en Argentina. Curioso lo de los nombres porque el personaje se llama Go Mifune (por eso la M del casco y auto) y el número 5 es similar fonéticamente en japonés a la palabra “vamos”.

          Volviendo al film, los hermanos Andy y Larry Wachowski demuestran fidelidad total a la serie de TV tanto en el guión como en la caracterización de los personajes (el casting parece el ideal posible). También como en la serie, lo primordial de la vida de Meteoro es además de ganar las carreras su familia, donde la historia de su desaparecido hermano mayor (Rex Racer) es de gran importancia.




        El asombro ante las primeras escenas es innegable. Las imágenes fluyen vertiginosas por escenarios imposibles, moldeados como en lava flúo y sorprendiendo por su imponencia. Lujo visual que lo creadores de Matrix y productores de V de Vendetta suman a su currículum irreal.


          Como si la estética surrealista del Willy Wonka de Tim Burton explotara en una licuadora pop, así de exagerada es la sensación entre flashbacks, superposiciones, peleas kitsch y autos de cartoon (ni hablar si la vemos en el nuevo formato IMAX).

          Emociona ver la carrera del desierto, uno de los mejores capítulos de la serie, en un videoclip gigante que muestra la destreza de los pilotos y que es la mejor escena del film por espectacularidad. Todo con el sello Wachowski que mas allá de aciertos y pifies, se lo podría considerar ya cine de autor.




          Ahora, los problemas de Speed Racer no son pocos. Esa estética kitsch llega a saturar solo por acumulación. Su duración que atenta contra los infantes (le sobran 30 minutos mínimo) y una ideología que se queda pobre para los tiempos que corren. 
Solo la historia de corrupción de un magnate y los asuntos familiares no son suficientes. Por eso no sorprende que las palmas se las lleve Paulie Litt como el hermano menor Chispita jugando chistes sencillos junto a su compañero mono Chito, queribles por igual.




          La sensación luego de atravesar este parque de diversiones visual es la de haber presenciado un híbrido aunque la escena final en la que Meteoro baja del auto como en la intro de TV, debo reconocer que me pagó la entrada.



15 mayo 2008

LENNY KRAVITZ y STANLEY KUBRICK





         Nunca le preste demasiada atención a pesar de gustarme mucho Lenny Kravitz. La parsimonia del tema, el video lento, algo no funcionaba. Siempre disfrutré más del Kravitz rocker, del negro de rastas largas etapa Mamma said. Pero luego vino Kubrick y su Eyes Wide Shut allá por el 99’ y todo cambió en mi cabeza.

         Fanatismo total, revisión de todas sus pelis -una y otra vez- simil tratamiento ludovico. Un camino de ida este StanleyY de ahí al gusto por Believe un solo paso. Es que filma su propia Space Oddisey con este clip donde él es el protagonista (un astronauta negro, vaya ego) y calca el 2001 kubrickiano reduciendo las tres horas originales en tres minutos. No lo hace mal. O por lo menos no ofende.

          El responsable es Mark Romanek, hoy en día una gloria de los videoclips pero el autor intelectual es el sr. plagio. Letra melancólica y video bucólico como el espacio mismo.

            Y seamos sinceros: ¡Cuantos videos en serie se hicieron a partir de su Are you gonna go my way? Hasta hubo uno casi calcado por Shakira si mal no recuerdo.

          Las fotos que acompañan muestran la similitud con las imágenes del film y también que si roba, lo hace de buenas fuentes.

08 mayo 2008

IRON MAN - La Película




           La elección de Robert Downey Jr. como protagonista es el primer hallazgo. Lógica por ser la personalidad del héroe casi una autobiografía del actor. Mujeriego, alcohólico, drogadicto, todo el compendio que hizo de Downey Jr. el actor con talento más desperdiciado de su generación. Luego de ver el film sabemos que no será recordado solo por ser el mejor Chaplin posible.

          Iron Man sorprende porque siendo el personaje uno de los llamados clase B en la factoría Marvel (no para los comiqueros pero si para la gente no habituada a los comics, similar a Daredevil), se convierte en una de las mejores adaptaciones superior a la última Spiderman.

          Entiendo que Marvel tiene personajes más ricos que DC, más conflictuados, reales y creíbles. A veces la firma no sabe bien que hacer con ellos como en las adaptaciones de Nick Furia, Capitán América, Punisher y más acá con Hulk, Electra o los demasiados pop Los 4 Fantásticos.

          El director Jon Favreau mantiene ágil el film por no estar basada en los efectos especiales y porque los personajes están desarrollados en un guión light y naif en cuanto a lo político (un armamentista decente), pero rico en situaciones, humor y acción.



          El avejentado Jeff Bridges le da clases a Kevin Space con un villano similar a Lex Luthor, pero mejor logrado y con mucha mas onda. Gwyneth Paltrow y el actor negro Terrence Howard solventes como secundarios y ya hablamos más arriba de Downey, que literalmente se roba la película con su simpatía y frescura. 

          Todo hace al disfrute aunque no estemos al nivel de los mejores como Batman, Spiderman 2 o Hellboy. Escenas calcadas del comic (como cuando sostiene al auto en el aire), buena música rock no invasiva y una fotografía la hacen sólida. El final es demasiado recargado con la pelea destructiva pero en fin, es una película de superhéroes señores. Y me encantan.


06 mayo 2008

FUGA IMPERCEPTIBLE - Editorial Dunken




        En el transcurso de la Feria Internacional del Libro en Argentina (en su 34ª edición), tuve la suerte y el honor de que se presentara un libro donde fue incluído un cuento mío en una selección hecha por la escritora y profesora Marta Mutti, llamado Fuga Imperceptible. El arte de tapa es una bella pintura que muestra varios rostros según la artista plástica Claudia Vázquez, queriendo reflejar a todos los que compusimos la obra. 

          Mi cuento fue rebautizado Ojos, seguramente porque el original Ojos Bien Cerrados remitía demasiado al film póstumo de KubrickAl ser un relato con mis admirados Keaton y Chaplin, fue adrede el nombre para no dejar a mi otro favorito 
cinematográfico de lado.

          Se hizo la presentación en la sala Julio Cortázar (pavada de nombre), en la cual se leyeron solo dos cuentos como ejemplo de la obra a cargo de la actriz Celina Font, con la suerte de ser uno de ellos el mío.

         Luego del llamado obligado por la situación, dije algunas palabras balbuceadas al micrófono y me sentí feliz al compartirlo con otros escritores tan anónimos y tan contentos como yo por el solo hecho de pertenecer . El plus fue el hacerlo frente a mi pareja e hija Gricel.

          Gracias a la Editorial Dunken por el desinterés inusual de llevar a cabo esta selección gratuita en todas sus partes, a las artistas mencionadas y a Marta Mutti por la elección. Gracias totales...











         
Con la simpática Marta Mutti y mi remera
 kubrickiana de la Naranja Mecánica.




         Para el que quiera leer el cuento mencionado clic aquí


02 mayo 2008

DANTE EN NICETO




        El show de Dante Spinetta sirvió como excusa para la presentación del nuevo disco El Apagón, editado en el 2007 y además poner en el escenario esa rara mezcla de de hip-hop argento con regatón, soul y funk de difícil encuentro en nuestros escenarios.

Un Niceto Club con lleno total a pesar del impedimento de ser prohibido para menores de 18 años. Inentendible a no ser por las nuevas letras sexuadas del cantante(¿?).

           Un buen show por entrega y por comodidad de estilo, en su nuevo rol de gangsta raper del subdesarrollo. Su regatón/rock no es light al estilo de Daddy Yankee sino uno con mucho nervio, funky y rockeado, con coros femeninos exquisitos.




         Desfilaron los temas mas logrados del disco como Ponemela en la cara, Seas quien seas (un canto a la igualdad), El Fogueo, El día que morí, Mundo (la favorita del cantante), Olvídalo con esos coros y EL Apagón hacia el final.

        Enriqueció su track list con temas propios de su etapa Kuryaki como Trewa (“No van a volver”, dijo por enésima vez) y de su anterior disco solista Elevado con Donde vas y El Guatemalo (que ahora en perspectiva se nos antoja el embrión de su nuevo estilo).

           “A esta canción la llevo en el corazón porque me hizo comprar la casa” comentó de intro al sonido chino de la ya clásica Abarajame. Y entonces nos preguntamos cuantos artistas tiene una discografía del nivel de Dante en este momento en Argentina para mostrar.

          Por momentos nueve personas en escena (un DJ), sobresalen las coreografías hipnóticas de las calaveras (una de ellas esposa de Dante) y el breakdancer negro invitado en un par de temas. La energía y empatía con la gente de Spinetta hace el resto.

          Cuando extrañaba el sonido de guitarra usado en un solo tema del show, llego su virtuosismo en los bises con un medley al estilo latino de Santana con solos finales “a la Prince” . Cada vez más lejos de su ex coequiper Emmanuel y más cerca de un estilo propio, inusual y candente. "Muevelo"...


DANTE - Mundo

DANTE - Olvídalo