Somos los libros que hemos leído, las películas que hemos visto, la música que amamos, los ídolos que tenemos. Somos nuestros amigos y somos nuestros maestros, los viajes que hicimos y los amores que tuvimos. Somos nuestros hijos. Somos en definitiva el AQUÍ y el AHORA...

24 diciembre 2016

Ganas de escribir



          Algunos libros te provocan esas ganas de escribir.  No sólo los buenos, sino los que te "llegan". Los cuentos de Marcelo Cohen fueron decisivos para mi deseo primario de escribir un relato. De forma irracional luego de leer uno me producían ganas tremendas de ponerme a escribir e imitarlo ¿Pero cómo? Misión imposible.





         
Los cuentos de mi amado Cortázar fueron la continuación de ese deseo por la simpleza y fantasía que tiene Julio al narrar, algo que parece tan fácil y que luego es tan difícil. Solo en uno de sus sueños se puede aspirar a eso. 




         Stephen King y su desmesura en extensión, en situaciones, en personajes  ¡en todo! me enseñó que no hay que prejuzgar porque se puede ser excelente aún así, pero su libro de ayuda para escritores mezclado con su autobiografía, sí fue esencial para aprender a corregir y editar mis textos de forma mas correcta.


          Pero a lo que voy es que hasta un libro comprado en oferta en vacaciones, sin pergaminos ni una importancia aparente, puede ser influyente. Una especie de diario personal de Rodolfo Rabanal en el que mezcla vivencias, pensamientos y deseos de forma despareja, en el tiempo incluso, puede ser un provocador eficiente. 


20 diciembre 2016

Mis bandas mexicanas favoritas





          Hay dos movimientos rockeros grandes o importantes de habla hispana en América: El mexicano y el argentino. 
No soy un entendido de ese rock del norte e incluso cada vez escucho menos, pero puedo hacer una elección rápida porque siempre escuché género. No esperen cosas como Maná donde unos músicos respetables (su baterista incluso podría tocar en cualquier banda excelente de hard rock), desperdician sus dotes haciendo ese rock light deudor de Bon Jovi. Pero eso sabemos, no es rock.

         No critiquemos de mas y vayamos con mi escueto top 3 de rock mexicano:



          Molotov lo tiene todo: Canciones buenas, mucha actitud, humor, potencia y derrochan personalidad, que mas se les puede pedir. Una banda inmensa, tan desbordada como a veces despareja. Sus videos ayudaron para que sean un monstruo como lo son. ¿Su estilo? Olvidate, pueden ser un mamarracho y lo mejor que escuchaste en el día a la vez.

          Divertite con ésto si no los conoces y es un fiel reflejo de su costado mas jodón... que es un 80% del total je. (curiosamente filmado en Argentina. ¿No nos quisieron decir algo?).

     MOLOTOV - PUTO




          Pero a pesar de ellos, no son mi banda preferida. Los Café Tacuba tienen todo eso y además una sensibilidad que me los hace preferir. Y ni hablar de sus discos, casi todos de buenos a excelentes. Experimentales, valientes, raros también, hasta hicieron la herejía de tocar sin baterista en muchos momentos (y los odie... sólo por un rato). Geniales. Y con un cantante frontman que no tiene nombre fijo (?) pero se disfraza de gallo (?).

          Así de raros y geniales son cuando quieren:


     CAFÉ TACUBA - EO



 
        La rareza propia que puedo aportar en mi elección es esta banda/dúo que gracias a MTV y un video que vi mil veces me hice muy fan. Los asocio con nuestros Illya Kuryaki por su locura y eso me encanta. No se los aconsejo, un rap deforme, disonante, cosas que me pueden gustar a mi solo 
😏 (aunque pensándolo bien tienen que ver con Molotov en algún punto). Ya les perdí el rastro e incluso no se si siguen juntos como las otras dos bandas.

          Éste es el video que me había gustado. Y sí, yo también soy raro...


     PLASTILINA MOSH - MR. P-MOSH

13 diciembre 2016

Abre tus ojos


          Con la luz apagada, acostado junto a mi hija de cuatro años a la medianoche tratando de hacerla dormir, en silencio pensaba en mis problemas. Los agrandaba, los daba vueltas, los llevaba y los traía alargándolos en un tiempo futuro como para sufrirlos un poco mas, así de tontos somos los hombres cuando nos enroscamos en pensamientos inútiles.

         Ensimismado en todo ésto, escucho a mi hija que de la nada empieza a cantar casi susurrando:

       
       "Oye, abre tus ojos,
        mira hacia arriba,
        disfruta las cosas buenas
        que tiene la vida..."



          Luego de mi emoción silenciosa y pensando en la enseñanza que me dió, nos dormimos plácidamente...

08 diciembre 2016

Más fotos del 2016


          Una nueva muestra de mis fotografías. Tengo millones pero no se preocupen, son las 16 (que tengo a mano) de este 2016 bastante nefasto que ya por suerte se está terminando...  







Una vuelta de felicidad por favor...




Mi firma, obsequio del amigo Adrián...


Axolotes en Bánfield...
El gran Julito...


Más felicidad, gracias...


¡Piedra libre para el Congreso!


No es Odín, es el Pocho...


En La Boca se grita señores...


...y por los días de los días


Mi único héroe en este lío...


Para mi hija un caballo.
Para mí un premolar en mal estado...
y no cedo...


Pintando el Riachuelo...
 Traigan copas que ídolos sobran...



¿El Resplandor? No, Auchan shopping...



Hasta mi hija ya lo sabe...



Le duela a quien le duela y por el motivo que sea, la pura verdad...



¿Qué pasó con el rockero? Y bue...
Única canción de cumbia que me gusta en
la historia, algún día tenía que pasar...



03 diciembre 2016

Cuando vi a Luca Prodan en la calle





          Una vez me lo crucé al pelado en avenida Santa Fe casi esquina Pueyrredón, con su desparpajo habitual al caminar entre especial y defectuoso, como lo visto en los pocos videos de esa época de gloria de su banda en los ochentas.

         Así de parecida a la historia del encuentro (casi en el mismo lugar) entre Spinetta y Fito Páez donde se dijeron mutuamente "¿Vos sos vos?" con la diferencia en mi caso de una total indiferencia. Solo atiné a darme vuelta para corroborar que era él, como si hubiese visto una mujer irresistible.

          ¿Que tiene de importante esta insulsa anécdota? Que en su trivialidad mínima al contarla hacia morir de la risa a mi hija por encontrarla ella totalmente inverosímil y falsa.

          El relatarlo mil veces y con detalles intercambiables, no ayuda a la credibilidad de la historia. Hasta alguna vez lloró de la risa cuando yo le cambiaba a Luca su vestimenta (una pashmina con borlas ¿?) o la fecha del encuentro adornando la anécdota y haciéndola cada vez mas falsa atentando contra la veracidad del hecho.

          Y es importante decía porque es un momento feliz con ella, que siempre recuerdo.

26 noviembre 2016

10 años







          Como habrán imaginado, hace muy poco este blog cumplió diez años de vida (una especie de "criatura"), creación para satisfacer mis ganas de expresarme en forma de criticas o alabanzas sobre mis gustos culturales varios.


          Pasó desapercibido (fue a mitad de Septiembre), porque el blog estuvo relegado entre mis preferencias todo producto de la falta de ganas y acentuado por el bajón luego de las muertes de Bowie y Prince, pequeños motores de este blog que se pretende artístico.

          No mucho mas para decir. Llega el fin de año y uno es propenso para este tipo de reflexiones.  Una década no es poco y me encuentra hoy con ganas quizá (nunca se sabe) de decir más, de una forma incluso más personal como ya les conté no hace mucho.

          Gracias a todos los que siguen por acá ya que éstos 10 años y sin ningún tipo de demagogia, es producto de ustedes...



17 noviembre 2016

"Paraíso" - Cuento




         
Paraíso


          El silbato del guarda me dió el alerta. Corrí y entré un segundo antes de que se cerraran las puertas de un chicotazo. Era el último de la noche y no podía darme el lujo de perderlo. Esa entrada desesperada hizo que toda la gente me mire como a un bicho raro. Preferí entonces caminar hacia el otro vagón que parecía vacío y volver a ser anónimo. Pero apenas entré la vi. Como no verla. Si afuera era todo oscuridad desde las ventanas, adentro ella brindaba una luz casi celestial.

          Venciendo mi timidez gracias a la soledad y a su distracción, me senté frente a ella para admirarla con detalle. Sus piernas rítmicas gracias a unos enormes auriculares blancos que sobresalen sobre su pelo rojo fuego. Su agradable forma mezcla de niña y mujer, sus labios también rojos, toda ella prometía pasión. Lo podía ver, palpar, sentir, gozar como si todo esto no fuera un sueño.

          Junto al movimiento mántrico de las vías desparejas que me parecía música, nos imaginaba juntos caminando bajo el sol en una playa como si fuese una postal cursi, sin rumbo, de la mano y riéndonos por nada. Luego la convivencia agradable, el aprender juntos a ser una pareja, la llegada de una hija que podríamos llamar por que no Lolita, el envejecer con cuidados. Intuía que valía la pena.

          La fuerza de mi pensamiento hizo que ella levantara la cabeza, encontrara mi mirada y me dedicara una sonrisa pequeña, leve, abrasadora en todos los sentidos posibles, tanto de arroparme como quemarme a la vez.

          Un instante, un estallido enorme.  El tren comienza a retorcerse desde el frente hacia nosotros con velocidad y hasta se huele el metal crujiendo. Un infierno. Pero nada hizo que nos dejemos de mirar extasiados, ajenos a todo. Si ya estábamos en el paraíso...


11 noviembre 2016

Mis afinidades futbolísticas





          No hablo de mis equipos conocidos para los que me leen como Boca Juniors y Huracán, sino de muchos otros (así en plural), hasta llegar a la exageración. Debo ser la persona guiness con mas preferencias futboleras ¡y todas sinceras! Para que les voy a mentir si ya me conocen...

         No me considero un fanático acérrimo de la redonda. No veo casi partidos por televisión, 
ni tampoco de mis dos preferidos. Si disfruto verlos en la cancha (voy a ver a Huracán) pero trato de mantenerme informado al instante y ver todo lo que pueda por internet.


          La idea de esta entrada me la dió mi teléfono. Tengo una aplicación en la cual se pueden agregar los equipos favoritos para estar informado al instante y no me dejó agregarlos a todos por la cantidad(?). 

          Ahí me pregunté por mis preferencias futboleras. 
En Argentina está mal visto porque se les dice "doble camiseta" (creo que en España también), pero allá ellos, uno es de corazón grande. Les dejo los ejemplos a ver si me entienden.




          - En Uruguay soy de Peñarol por ser el Boca uruguayo. Comparten las mismas características humildes y hasta su rival Nacional, es una especie de gallina como River disfrazada con otros colores. La camiseta es hermosa por sus colores. Lo curioso es que en el blog mi entrada del fútbol uruguayo es de ¡El Tanque Sisley!


          - La rivalidad con Brasil es enorme, el otro grande sudamericano, escuela de fútbol superior a todas en el planeta. Por la rivalidad con el Boca de Maradona y por ser la mayor hinchada, mi preferido por lejos es el Flamengo. Amo esa hermosa camiseta y a Zico , el crack de los 80's.

          - Gracias a Maradona por haber jugado en ellos, me hice fan de dos equipos europeos: Barcelona y Nápoli. Disfruté de Messi y de que en Nápoles se vean en la tribuna banderas con la imagen de Diego, un Dios eterno para ellos y para mí.


          - A pesar de lo inglés y por culpa del libro de Nick Hornby donde cuenta de su amor y vivencias con su equipo, me hice hincha del Arsenal (tenemos un Arsenal acá que da vergüenza ajena) y ya sabemos a quién también le gustaba este equipo...





         - Por la similitud con la camiseta de Boca me gustan dos equipos: el Sportivo Luqueño paraguayo y los Tigres (siempre me los confundí con los Pumas) de México.



        - El amigo blogger Nocturno de visita en el país me regaló su propia camiseta antes de irse de forma amistosa y fraternal. Desde ese día soy de la gran U de Chile.


          - Gracias a otro amigo bloguero Guatemalteco que me mandó la camiseta de su equipo soy hincha del gran Deportivo Municipal de Guatemala, el club mas grande de ese país. Y cuando me pongo la camiseta me preguntan con extrañeza como se llama el equipo y la elogian.


          Éste último equipo no me dejó agregar el teléfono y de ahí surgió toda la entrada. ¿Ustedes que piensan? ¿Es muy grave lo mío?



10 noviembre 2016

Política





 
       Está mal visto hablar de política en un blog no político. El lector que es afín a tu pensamiento hace una mueca de aprobación frente a la pantalla, quizá hasta comente y a otra cosa. El que piensa distinto ya te considera un enemigo. Cosas de la grieta inventada por el diario dominante.

         Ya no me importa todo ese pensamiento ajeno o las consecuencias. Hace tiempo que el blog dejó de ser para mí algo"intocable", que no se puede "manchar".

          La elección de ayer en los fachos EEUU y la victoria del payaso Trump (mas que Krusty es el Joker) me hizo recordar a nuestra propia votación pasada. El nuevo gobierno argentino con Macri a la cabeza es una ridiculez al sentido común y no solo por mi sentir peronista. ✌

          El que piensa lo contrario con los hechos ya consumados en tiempo récord, bueno, lo considero no un enemigo sino un ignorante por no saber, o un imbécil por ser solo "anti" o un hijo de puta por sus intereses.

         Saludos a todos gente... Expláyense, no sean cagones...

07 noviembre 2016

Mi pelota de la infancia





         El por qué las cosas quedan grabadas en la memoria es inexplicable. Tuve mil pero "la pelota" especial fue la que tenía en cada gajo la bandera de cada país participante del Mundial 78, que se realizó en Argentina (tenía 8 años). Recuerdo observarla como estudiándola viendo el desfile de banderas en detalle, tocarla, darla vuelta y volver a verla una y otra vez con el mismo entusiasmo.


         No podía solo jugar con ella en el comedor de mi casa solo o con mi hermano, debía "mostrarla". Entonces la lleve a la plaza a jugar con los demás chicos.

           Todo lo que pasó lo recuerdo en detalle. Después de un rato encaré entre medio de las piernas infantiles hacia el arco imaginario, le pegué fuerte, arriba, inatajable. La pelota pegó en el borde del monumento haciendo ruido por el cuero nuevo, cruzó todo el ancho de la plaza, salió a la calle y un colectivo la destrozó. Se escucho el ruido seco de una explosión. No paró el turro, creo que a propósito fue.


         Me la llevé así como estaba a mi casa, plana. Dudo a veces de si fuí yo el que le hizo eso. Pero la recuerdo clarito a ella todavía.



01 noviembre 2016

Gonzalo Aloras





          Los que vivimos la época de oro de nuestro Rock con Charly, Spinetta, Calamaro y Fito como estandartes, estamos un poco solos en estos momentos donde pedir lírica, una armonía lograda o música bien tocada es una utopía.


         Yo amaba a los Sumo, pero entre ellos y Los Redondos de Ricota embarraron la cancha y hoy son todas copias maltrechas de algo que ya de por sí era desprolijo (con Callejeros en el punto mas nefasto como mal ejemplo).





          Tratando de buscar un eslabón perdido descubrí a Gonzalo Aloras, alguien de mucha trayectoria pero todavía transparente en cuanto a popularidad. Si hablamos de masividad el caso Spinetta sería entonces un fracaso rotundo y estamos hablando del mejor de todos los tiempos, así que ese tema en específico no me significa nada en cuanto a valía.


          Cantante decente (con ese fraseo ala Flaco característico), toca muchos instrumentos -y bien- y sobresale en cuanto a composición musical. Yo les avisé...


     PD: Rosarino (como Fito Páez, Rubén Goldin, Lito Nebbia y 450 más de los buenos). ¿¡Que pasa con esa ciudad de tantos músicos y mujeres bellas de la Argentina?! Habrá que mudarse ya...

     Como para muestra solo basta un botón, a disfrutar:





        PD: Para demostrar lo grande que es, el propio Gonzalo pasó por este blog y dejó un comentario que también se los reproduzco aquí. Un crack.




          Qué buen espacio y qué respetuosos los comentarios! Todo un oasis en la era del internet Hater! Mi música en todos estos años a podido circular gracias al boca a boca. Jamás estuve en una compañía discográfica y desde pequeño hago todo de modo independiente. Hoy día ya es un modus bastante usual. No quizá en los 90 y los 2000, donde empecé a tocar y editar materiales. Tengo página web y canal de YouTube que pueden visitar buscando mi nombre. La llama de nuestros superhéroes del rock sigue viva en under. Solo hay que animarse a bajar y bucear. Saludos y cariños a todos. Gonzalo Aloras




23 agosto 2016

Un segundo con ella


          Estaba pactado con el periodista: le hacía la nota luego del evento en la Feria del Libro y yo me sacaba una foto con ella... ¡¡con Natalia Oreiro!!

         Transcurrido todo, desando el camino de vuelta y reviso mi teléfono con desesperación buscando la foto pactada. Me doy cuenta de que no estaba sino que grabó un video de... un segundo.

          El error
quizá no lo fue tanto. Nunca buscado (me invitó él con generosidad), se dió el de estar con ella, mi musa preferida de siempre, aunque sea solo un segundo juntos.


          Y
se apoyó en mi hombro...



13 mayo 2016

Bowie, Prince y los demás...






          Perder a mis dos preferidos de la música internacional como lo eran Bowie y Prince en apenas 3 meses fue(es) un chiste demasiado cruel. El ver las reacciones de la gente y de sus pares por internet solo alivia el dolor en un 5%. Pero algo es algo.

          Vi en estos días imágenes de cosas varias que me reconfortaron por un rato y me hacen pensar que no estaba tan equivocado en mi elección musical conjunta.

          Y de paso me siguen liberando de la escritura, de la cual hoy por esto no tengo ganas para nada.




el Príncipe espacial



Cuando Starman conoce a el Principito



 Rayos púrpuras...







El mas elaborado de todos




Mi contribución a la causa, nick antigua de este blog



Pop Life on Mars...





Raspberry Beret y el "Meowie" a medio ver



¡Otro tuvo mi misma idea!



Padre, hijo y espíritu santo...





Pintados en un bar en  Salamanca



















Otra lluvia púrpura









Acá más juntos











Prince tocando un fragmento de Héroes...




Si lo sabré yo...