domingo, 30 de julio de 2017

El día que conocí al Demiurgo

          Y... un día tenía que pasar de conocer al mayor comentarista del blog, el famoso Demiurgo de Hurlingham uno de los enigmas de este mundo blogger por su presencia universal pero su poca exposición pública. Y en ésto tuvo mucho que ver el también conocido Frodo que hizo de nexo entre ambos.

Los tres somos como un triángulo inseparable ya por lo raro de ser cada uno los mejores comentaristas del otro, si no fíjense en la imagen de nuestros blogs aquí abajo:





          Ya conocía a Frodo porque nos reunimos varias veces por el tema de las barajas callejeras y siempre nos asombramos de como nos tenemos cariño pensando tan diferente en muchos temas (aunque en política no tanto, sabemos de que lado queremos estar) pero el hecho de ser seguidores fieles y el amor por nuestros blogs nos acercan.

De ahí a querer reunirnos con el Demiurgo un solo paso. Colectivo-tren-colectivo para irme a reunir en zona oeste y detrás de un café con leche hablar un poco de la vida, de los blogs, de todo. Nos reconocimos como hinchas de Boca (a Frodo ésto no le gustó mucho) y hasta hablamos de muchos bloggers y de todos en general bastante bien jaja. También de tener a casi los mismos seguidores y ya no saber de quien fue fan primero cada uno de ellos 😁.

Luego recorrimos apenas el barrio caminando y concluimos con el regalo de un dibujo personal para cada uno de parte de él. Me retiré con Frodo hacia el sur con el deber cumplido de conocer y desentrañar un poco el misterio del master of the universe del universo blogger 👌😉

miércoles, 26 de julio de 2017

Videos de The Chemical Brothers


     No hablo de una selección de sus muchos y buenos videos sino de tres de un solo disco de los Chemical Brothers que me sorprendieron por su variedad y factura.

Originales, una idea pequeña que se desarrolla con interés y no necesitan nada mas (bueno, mucha plata e imaginación claro). ¿La música? También es muy buena, acompaña muy bien.

Fíjense sino...




     Con algo de ayuda de Beck en la voz, un gran trabajo visual y digital. 









     Éste directamente me dió miedo. 






     El mas sencillo de todos al parecer, la coreografía parece insulsa pero va muy bien con la canción.


viernes, 21 de julio de 2017

Mis 5 primeros idolos musicales





          De muchas cosas podré no acordarme de la infancia. Hechos familiares, cosas "importantes" digamos. Pero con el fútbol y la música es mas difícil que me pase, hasta con detalle incluso recuerdo. Sé que mi primer pedido de cassette a mi mamá fue el The Game de Queen porque había salido en ese momento. Y también recuerdo uno de Piero (?) regalado por mi prima  por alguna ocasión especial (ese que tenía la canción tan famosa a su padre). Pero los británicos fueron mis primeros ídolos musicales sin duda alguna. Luego con el grandes éxitos fueron un tándem que gasté literlamente en mi nuevo radio grabador (?) Aiwa porque la ponerlos tanto y darlos vuelta a cada rato no se veían ya las letras de los temas ni que lado del cassette era. Prehistórico.

          Un vecino amigo que vivía a la vuelta de mi casa en Lanús me invitaba a hacer nada como casi siempre pero le voy a estar agradecido por dos tardes mágicas en las que me hizo descubrir dos maravillas: las revistas porno y otra más importante aún cuando puso Let's Dance de Bowie en su equipo de música último modelo.

Esa portada mínima con un rubio flaquito haciendo de un improbable boxeador y la fuerza de su música pop fue el comienzo de mi bowiemanía.

          Luego llegó como un huracán el furor por tv que nos mostraba a ese negrito flaco con su guante brillante y sus pasos de robot irreales llamado Michael Jackson.

Pero el disco tenía canciones muy muy buenas también, no era un verso. Todos en ese tiempo tenían un Thriller en su casa. 


          Mudanza a Parque Patricios y también por tv descubrir en una entrega de premios a Prince: Amor a primera vista. Era algo distinto, incluso Maicol ya me parecía antiguo después de ver eso.

Y mi primer cassette suyo me lo regaló mi hermano que trabaja en el centro con una especie de compilado de 1999 ( con portada amarilla!).

Mi primera vez con el morocho:





          Mi primer ídolo nacional (para sorpresa mía incluso) no fue ni Spinetta ni Fito Páez ni mucho menos Charly García.

Calamaro
me parecía lo mas cercano a Prince por esa voz débil. por su edad mas cercana a la mía y porque sus dos primeros discos solistas y su ex banda ya (Los Abuelos de la Nada) me encantaban.

 - Más de Queen y The Game

 - Mas de mi encuentro con Prince

miércoles, 5 de julio de 2017

La hermandad del fútbol ⚽



          Jugué pocas veces en cancha grande de 11 y todas ellas de muy joven. Fui un gran 4 en pocos partidos del club Progreso, cerca de mi casa en Lanús pero aunque mi puesto era de 7 se jugaba de lo que el equipo necesitara solo para poder jugar.


Con mi primer trabajo de cadete a mis 18 cuando decidí que la facultad no era opción para mí volví a las canchas de 11 y a mi puesto natural. Era "el pibe" dentro de un equipo de veteranos, todos vendedores de ropa fina de hombre de la icónica firma Modart, ya extinta. A pesar de lo que uno supone por el rubro no era un equipo malo y mi juventud junto a la rapidez para desbordar y tirarle centros llovidos a nuestro fornido 9 eran bien valoradas.

No recuerdo el por qué esa tarde con mi hermano estábamos por mirar un partido de Modart en mi barrio sin que yo participara. Quizá fue previo a comenzar a hacerlo o todavía no me tenían confianza, no lo recuerdo.

Pero estábamos ahí esperando a que comience el partido cuando nos enteramos que al equipo rival le faltaba el arquero y entonces no se podía jugar. Mi hermano lo era, así que lo propuse con inocencia e ilógicamente todos aceptaron 😌.

Él sorprendido y feliz bajo los tres palos acomodándose mientras yo me acomodaba detrás de su arco para alentarlo cuando se acerca un fornido defensor con cara de pocos amigos a decirnos algo así como: "¿Me imagino que vas a atajar bien y no van a cargarnos no?". Asentimos con la cabeza sin hablar y al mirarnos nos dijimos sin palabras que no sólo había que atajar, sino que además había que hacerlo bien para no tener problemas.


El partido comenzó y mis compañeros de trabajo eran mejores pero cosas del futbol, en un córner y con un cabezazo fortuito pasan a perder el partido. Luego lo lógico y se sucedieron las jugadas de gol para Modart pero mi hermano estaba intratable y se atajó todo. Yo ayudaba diciéndole como pararse, cuando salir o cuando quedarse (sabía de eso porque también fui arquero en mis comienzos 😉).



Todo seguía igual y faltaba poco para terminar cuando sucede lo inesperado: Penal para Modart. Mientras mi compañero de trabajo acomodaba la pelota (no recuerdo su nombre pero si que era igualito a Peter Gabriel de joven), me empezó a carcomer la duda y los nervios. ¿Debía ser ético y dejar que mi equipo de compañeros empatara o ser leal con mi hermano y ayudarlo?

En esos segundos envejecí años. Me despertó de mis dudas el árbitro con su silbato y veo a mi compañero correr confiado hacia la pelota, fuerte, altivo, infalible mientras yo sacando la mano que me tapaba la boca en un gesto nervioso le grito a mi hermano en el último segundo: "¡Tirate para acá!"

          Y el guacho lo atajó...






Mi hermano menor Martín también es arquero y quizá el mejor de los tres. Será una cuestión de genes nomás...