Cuento



         
Paraíso


          El silbato del guarda me dió el alerta. Corrí y entré un segundo antes de que se cerraran las puertas de un chicotazo. Era el último de la noche y no podía darme el lujo de perderlo. Esa entrada desesperada hizo que toda la gente me mire como a un bicho raro. Preferí entonces caminar hacia el otro vagón que parecía vacío y volver a ser anónimo. Pero apenas entré la ví. Como no verla. Si afuera era todo oscuridad desde las ventanas, adentro ella brindaba una luz casi celestial.

          Venciendo mi timidez gracias a la soledad y a su distracción, me senté frente a ella para admirarla con detalle. Sus piernas rítmicas gracias a unos enormes auriculares blancos que sobresalen sobre su pelo rojo fuego. Su agradable forma mezcla de niña y mujer, sus labios también rojos, toda ella prometía pasión. Lo podía ver, palpar, sentir, gozar como si todo esto no fuera un sueño.

          Junto al movimiento mántrico de las vías desparejas que me parecía música, nos imaginaba juntos caminando bajo el sol en una playa como si fuese una postal cursi, sin rumbo, de la mano y riéndonos por nada. Luego la convivencia agradable, el aprender juntos a ser una pareja, la llegada de una hija que podríamos llamar por que no Lolita, el envejecer con cuidados. Intuía que valía la pena.


          La fuerza de mi pensamiento hizo que ella levantara la cabeza, encontrara mi mirada y me dedicara una sonrisa pequeña, leve, abrasadora en todos los sentidos posibles, tanto de arroparme como quemarme a la vez.

          Un instante, un estallido enorme.  El tren comienza a retorcerse desde el frente hacia nosotros con velocidad y hasta se huele el metal crujiendo. Un infierno. Pero nada hizo que nos dejemos de mirar extasiados, ajenos a todo. Si ya estábamos en el paraíso...

24 comentarios:

  1. ¡Dónde voy, dónde estoy, quién soy yo, qué hora es, dónde estaré?
    Si afuera no es noche, tampoco es de día
    no hay tristezas, tan solo alegrías en mi corazón...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un comentario muy moderno el tuyo Nilda, me desconcertaste 😞 jaja... 🙋

      Eliminar
    2. sos muy joven para saber que es un cacho de la canción Amanece en la ruta, de Sueter, que se emparenta con tu relato?
      ay!

      Eliminar
    3. Nunca me di cuenta!!! Me gusta Suéter, incluso soy fan del último disco que fue una genialidad que se adelantó a su tiempo y que nadie entendió 😒

      Eliminar
  2. En Quizás también te interese, apareció el enlace a tu relato de Mara Laira.

    Que bien escrito, ya sea imaginado o la descripción de algo que pasó. Tu relato hace que se visualice la escena.
    Lo de que ella haya levantado la cabeza y sonreído es algo no tan común.
    Interesante el detalle de que cambiaste de vagón, por haber subido a último momento. Por eso, te encontraste con ella, la mujer pelirroja.
    Que bien contado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por eso de la visualización, me gustó que te pase, me suena a algo cinematográfico 👍😏

      Gracias máster! 🙆🙋

      Eliminar
  3. No sé si alguna vez he leído algún relato tuyo, no sé si alguna vez lo hayas escrito; pero miércoles si sos bueno!! ...escribir "me gustó mucho" no rinde la idea, por ende, sin importar si primera o milésima vez, espero leer más, mucho más.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la onda Alma! 🙋... No es para tanto pero gracias de nuevo 👌😉

      Eliminar
  4. Buen relato que me hace desear un efecto mariposa que ofrezca un final alternativo para este flechazo y que no acabe entre los hierros humeantes de un vagón. Me ha encantado ver ese dibujo del gran Messi en tu entrada anterior. Yo soy del Barça y acá llamamos Messi el "Llevaculs" (Salvaculos) por las muchas veces que nos ha salvado un partido, pero la selección argentina debe ser muy difícil de dirigir. El puesto de seleccionador de Argentina puede decirse que es una profesión de alto riesgo. Sabella fue subcampeón del mundo en Brasil en 2.014 y dejó la selección. Tata Martino le sustituyó y tras haber sido dos veces subcampeón de la Copa América en 2.015 y 2.016, ambas finales perdidas en el desempate por penaltis, también tuvo que dejarlo.
    El actual seleccionador, Bauza, afronta ahora la fase de clasificación para el próximo Mundial de 2.018 y Argentina quedaría fuera si no mejora la clasificación que ahora ocupa, lo que resultaría quizá el mayor fracaso de la historia del fútbol argentino, un drama, vamos.
    Saludos!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asiento 💺 caliente el de DT argentino, acá si no se gana no sirve, una locura! 😈

      Y a Messi no le tenemos paciencia, queremos que sea siempre el de Barcelona (y me incluyo)... En fin, ganamos ahora, pero el clima está espeso igual 😐

      Saludos 🙌

      Eliminar
  5. Se me fue el comentario anterior grgrg
    pero igual, un abrazo master y gracias por andar por mi bloguito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tengo entre mis favoritos en el mismo teléfono 📞 máster!!! Estoy atento a lo que públicas 👀

      Eliminar
  6. Breve. Muy Bueno, se queda uno con ganas demás.

    manolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo breve si bueno... Nah, gracias x el elogio primo!

      Eliminar
  7. Buenas tardes, JLO:
    Enhorabuena por el relato, tiene un ritmo narrativo muy bien marcado y un final sorprendente (rasgo que me parece fundamental en un relato breve)
    Un abrazo, JLO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu elogio es doble entonces porque sos un escritor excelente... Gracias por tus palabras máster 👌😉

      Eliminar
  8. Me añado al comentario de Nino porque iba a decirte lo mismo, parecía que leyendo, el ritmo de las palabras iba junto al traqueteo del tren a su paso por las vías. Me gustó. Eso quiero yo, cuando llegue la Doña a buscarme, que sea en un momento en el que no pueda dejar de sonreir.

    Un besito y un buen café.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias x el comentario linda y por el café ☕ que sabes que me encanta!!! ✌😊

      Eliminar
  9. El paraíso ... a su lado
    No importa el lugar, ni el aquí ni el allá si están ambos
    Es un relato precioso, hay armonía revoloteando y con un final que aunque tierno provoca cierta opresión en el pecho.
    Un placer conocer tu espacio JLO, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ame por tus palabras y por leerlo con cariño... Abrazo grande! 🙋

      Eliminar
  10. Bonito, íntimo. Me encantan las historias relacionadas con trenes. No se si te fue fácil escribirlo, o si lo disfrutaste, pero tenés pasta para desarrollar.
    Me recordó "Manuscrito hallado en un bolsillo" de Cortázar.
    http://www.lamaquinadeltiempo.com/cortazar/manusc.htm

    Abrazo!

    PD: me gustó mucho ayer Cuarteto de Nos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que linda banda la uruguaya, mis preferidos de allá... No me digas que tiene alguna similitud con algo de Julito!!??? 🙋 voy a leerlo entonces!!!!!!! (si no es que le robé jaja 😞)...

      Eliminar

Gracias por tu artístico comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...