AMOR AMARILLO: Van Gogh (y Gustavo Cerati)




El color de la vida mediante el astro sol, el color de la mala fama, de la "mala suerte" según los actores, ese amarillo era el color favorito de Vincent Van Gogh.

Y si no lo era en el último caso, no hubo nadie que lo usara mejor que él.

Uso decíamos hasta de forma exagerada durante su vida en Arles,  en el sur de Francia, donde vivió en la llamada también "Casa Amarilla" (¿?).


Para los detractores de este color, fue este su peor momento donde trabajaba por demás al aire libre sufriendo jaqueca debido a la exposición prolongada al sol y donde luego (debido a sus peleas con su colega Gauguin), se cercenara la oreja en un ataque de ira.


El amarillo, además de calidez y calor, significaban para Gogh en su obra algo casi religioso, una paz inventada por y para él.

Son de ese color  también sus icónicos y emblemáticos  girasoles, considerados el puntapié inicial para considerar a Vincent como un verdadero genio de la pintura.

"Dentro del código simbólico de Van Gogh, el amarillo era el color del amor y se considera uno de los rasgos intrínsecos de su firma". Josephine Cutts



Cuando buscaba el video de abajo, encontré también este que desconocía. Que no se diga más...








"Crece en mí el sentimiento de que no se puede juzgar a Dios por este mundo; sólo es un estudio que no salió demasiado bien". Cartas a Theo

Gustavo Cerati y su obsesión/pasión por el amarillo







Comentarios

  1. "llorar a lágrima viva... llorar de amabilidad y de amarillo", decía oliverio girondo

    genial post

    ResponderEliminar
  2. Leí, en algún lugar, no sé dónde, que el color amarillo representa a los reyes.

    Un post diferente el tuyo, interesante.

    Saludos, JLO.

    ResponderEliminar
  3. A mí me gusta el color rojo, pero tanto como para pintar de rojo mi casa....no sé yo...quedaría todo muy...agresivo, el rojo es un color con mucha fuerza, jeje

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Si bien nunca fue de mi agrado el color amarillo,hay quienes supieron hacer de el un sello propio!!

    P.D.:Hace un tiempito en Palermo habìa un bar (oculto) llamado "SONORIDAD AMARILLA",visitarlo fue toooooda una experiencia que se diò como puntapiè inicial para comenzar a aceptar un poquitito màs el color... :)

    BESITOS Y AGUANTE GUSTAVO!!

    ResponderEliminar
  5. "La casa amarilla"

    Evidentemente Vicente estaba más que copado con el color.

    ResponderEliminar
  6. PERFECTA ENTRADA para mi gusto! Un placer para absolutamente todos los sentidos, si hasta casi huelo esas acuarelas...y hasta me ha dado hambre.

    Chapeaux! Completito!

    ResponderEliminar
  7. Pero de verdad que sí. Un placer para los sentidos amigo.

    ¿Cómo estás?. Hace mucho tiempo que no sé nada de tí.

    Espero que todo vaya bien al otro lado del Atlántico

    ¿Y el mundial?...¿ves una final Argentina-España?

    Perdona el rollo porque hoy no va de esto pero hace tanto que no sé de ti....jajajaja

    POP LIFE

    ResponderEliminar
  8. No puedo evitar sentir dolor con Vincent, siempre me dolió, desde que conocí su historia me sentí idetíficado en muchas cosas con él, no en el talento obvio, el de Vincent es infinito, pero si en la pasión que no tiene lugar donde descargarse.

    Un homenaje merecido, un abrazo!

    jlg

    ResponderEliminar
  9. gracias por los comentarios gente!

    ResponderEliminar
  10. De pequeño fue mi color favorito... Genio incomparable y buen homenaje...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. también el mío.... luego solo le agregué el púrpura je....

      quisiera incluir mas Van Gogh pero se me hace difícil.... espero ingeniármelas.... abrazo....

      Eliminar
  11. Falta el eslabón clave en esta historia: Luis Alberto Spinetta.
    En su Cantata de Puentes Amarillos, se inspira en la lectura que hizo de las cartas entre Vincent Van Gogh y su hermano, las cuales relataban la profundidad de una relación de hermandad, atravesada por los recuerdos y la esperanza de días mejores. Sentimiento duro para quien sería un suicidado de la humanidad. Spinetta es claro en su apuesta por un mañana que será mejor, en el que te aman ya y ya es mañana.

    No es de la nada que Gustavo dentro de Amor Amarillo empieza a habla de la historia de los puentes que se trazan entre dos, y del amor como una distancia por recorrer, en la que los átomos se desordenan.

    Es una hermosa historia, que lleva más de un siglo. Y así es el lenguaje del cielo.
    http://sp6.fotolog.com/photo/38/50/20/lenguajedlcielo/1248759875014_f.jpg

    @NoBombardeenUio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. coincido en todo lo que decís y además tenés razón... la influencia de Luis en Gustavo fue muy poderosa y uno de los libros que me hizo comprar a mi también fue su "Van Gogh, el suicidado de la sociedad" por Artaud, escritor de cabecera de el Flaco.... salu2 y gracias!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu artístico comentario