PIXIES


La rabiosa calma de un simple acorde

Nada tienen de esos adorables duendecillos de los cuales toman el nombre. La música de Los Pixies más bien invocan a satán, pero tampoco exageremos.

Antes que nada, ellos son Black Francis (antes Frank Black) cantante, compositor, guitarrista y líder actual de Frank Black and the Catholics.

Kim Deal, bajista vocalista y compositora. En la actualidad es la cara visible de The Breeders. Joey Santiago en la guitarra principal. Líder junto a su esposa de The Martinis. Y David Lovering en la certera bateria.

La fábula comienza a fines del 85'. Los compañeros de secundario Jack Thompson (nombre original de Black) y Santiago, publicaban un aviso en el diario pidiendo bajista. Kimberly Deal contesta trajéndose consigo también al batero, amigo de su esposo. La química inicial era potente.

Duran Duran dominaba los charts en julio del 86, durante los primeros ensayos. Gary Smith los descubre y los lleva a grabar un demo de 16 temas llamado The purple tape.

La compañía elegida decide grabar un ep con 8 de esos temas en octubre del 87 (Come on pilgrim), que comienza llamando la atención por la crudeza de música y letra, un estilo impensado en ese momento, producto de la mezcla de influencias: The Kinks, The Stooges, Husker Du y The Beatles. El sonido es solemne y caótico de a ratos. Los Pixies eran ya mismo, la gran banda nueva...

La adolescencia pasada en Puerto Rico por el cantante Black Francis está tan presentre en la música de Los Pixies tanto como la influencia de la iglesia pentecostal. En el primer opus, Surfer rosa (1988) -para los críticos el mejor disco de todos- se mezcla su infancia (el spanglish), con
profundas letras religiosas en una combinación tóxica, llena de guitarras chirriantes que se convertirían en marca de fábrica.

Producción del después famoso Steve Albini, que acierta al resaltar las guitarras. Bah, toda la lenta progresión de acordes son meras excusas para acompañar las letras gritadas. Letras anti-sexys, quejumbrosas, que contrastan con las alegres y potentes giras, que determinan el mejor momento como grupo de la banda por lejos.

Doolitle (abril del 89) es el álbum mas trabajado -su nombre se debe el doctor que habla con los animales (¿?)- siguiendo con las citas religiosas (Sansón y Dalila) y una extraña portada, en la que se mezclan el diablo, monos santos y una extraña numerología hebrea, todas alucinaciones de Francis, que seguía acaparando la parte compositiva (motivo de futuros enojos).

Se acrecienta la rabiosa explosion, característica de su música, mezclado con letras haciendo referencia a vampiros alucinógenos, la conocida latinidad, influencias de sus ídolos del momento -Nick Cave y REM- y fuertes menciones al surrealismo -Debaser- del cinéfilo Francis, que quedó encantado con El Perro Andaluz (film de Buñuel y Dalí que contiene la igualmente famosa escena del ojo
rebanado por una navaja).

El productor Jim Norton logra un equilibrio y cohesiones tales, que lo convierten de aquí en más en casi indispensable, como una especie de quinto Pixie.

A Francis se le sube el ego y el estrellato a la cabeza -están en su mejor momento- afectando a Kim por ello, que se siente siempre relegada y contenida en su faz creativa, comenzando aquí el principio del fin. Monkey Gone to Heaven es su primer gran hit.

En ésta última gira -7 meses- ya ni comparten las habitaciones de los hoteles, tomándose vacaciones después de una extensa gira presentando Doolitle.
Kim Deal forma con su hermana The Breeders, como para poder soltar todas sus composiciones y graban Pod (1990), una especie de The Bangles demoníacas, con un cover de Los Beatles incluído que fue bien recibido por la crítica.

Luego de esto y algunos planteos, Francis Black no quería verla ni en figuritas, solo hicieron las pases luego de extensas charlas, el pedido de los otros componentes y de los abogados de por medio.

En agosto del 90 sale Bossanova, que lejos está de ser un disco fallido por la situación y los ánimos de la banda, y se constituye en un punto alto de su obra. Grabado casi de forma separada (recordando a Los Beatles de El álbum blanco) y por ello unas canciones menos elaboradas, sin interacción pero si se quiere más carnales, más emocionantes.

Canciones mas simples y relaciones mas tensas, con puntos altos en Cecilia Ann, Rock music (precursor del Tourette de Nirvana), Allison y All over the world, todos con la intensidad condensada que permiten los escasos dos minutos de duración promedio.

Para los puristas solo un disco de transición, pero extraño, "redondo" y encantador. El video de Allison, los muestra en una cancha de fútbol dispersos en el campo, casi una analogía de ese momento particular. Teloneros en esta gira de David Bowie, por propio pedido de éste.

Luego de más de un año y a pesar del malestar, sale en septiembre del 91 Trompe le monde ("engañar al mundo" en francés). Mas rudo y agudo, más clásico si se quiere, con menos coros femeninos y con la novedad de los primeros teclados en su música.

Con cover de los Jesus and Mary Chain (Get on) incluído, y con un tema que se recorta del resto: U-Mass. Viajes en el tiempo y aliens, son la galería de este disco flojo, con menos vuelo, acostumbrados ya al elevado nivel y calidad que mantenía la banda disco a disco. Fría recepción por parte de los fans, acelerando el descontento entre ellos, que después de ser teloneros de la gira Zoo tour de U2, se separan casi sin despedirse, sin saber que no se verian por un largo tiempo...
QUIEBREEn 1991 Nevermind cambia la escena del rock, convirtiéndose en el disco mas importante de los
ultimos tiempos, parodiando incluso a los propios Pixies, en su reconocible estilo de calma/furia que hizo gala Kurt Cobain (fan confeso de la banda como también lo dijeran en su momento Bono, Bowie y Tom Yorke, por nombrar solo algunos).

Francis decide abandonar la banda mediante ...¡un fax! reenviado a su manager y todos los integrantes. Falta de quimica, cansancio mental, fueron los motivos que no sorprendieron a nadie.

Luego saca su primer disco solista con la colaboración de Joey Santiago.Kim hace lo propio con el segundo disco de The Breeders (Last Splash, 1993) que se convierte en un increíble éxito, vendiendo más que toda la discografía junta de Los Pixies.

Luego, durante el comienzo de esta década, vendrian la inevitable andanada de bootlegs, rarezas y discos oficiales que explotaban los retazos de la extinta banda. En el 98 sale Pixies at the bbc -un excelente show en la tv londinense-, los extraños y bellos B-sides (con una versión trash de Honey Pie de Los Beatles, una influencia siempre presente) y el grandes éxitos llamado Wawe of mutilation (foto), son las mejores muestras comerciales.

Inclusive se edita en el 2002 The Purple tape. Se intercalaron ellos con los varios trabajos por separado de cada uno. Discos solistas y el nuevo álbum -esta vez ignorado- de The Breeders. El 2004 fue el año del
reencuentro.

Sin declaraciones a la prensa, shows en pubs abarrotados de Boston, gira en toda europa -que llegara hasta Brasil-, todo una excusa para lanzar un cd y dvd en vivo con dos temas nuevos, uno de Kim Deal y un cover de Warren Sevon (bah, todo para sacar un poco de dinero en verdad, ya que ningún disco solista se los dió).

Un nuevo disco en conjunto se rumorea, aunque nada a ciencia cierta. Las Breeders siguen activas como la discografía punk-rock solista de Francis.
LEGADOSus temas fluctuaron en todas las direcciones posibles: pop luminoso (Here comes your man,
Allison, Ana) locuras, insania (Rock Music, Planet of sound, Vamos, The Sad Punk), incesto, (Holiday song) sexo y ciencia ficcion (Is she Weird), extraterrestres (Motorway to Rossvelt), mutilaciones (Cactus), suicidio (Dead), muñecas de trapo (Velouria), y hasta un tema perfecto (Where is my mind?); lo que los hace impredecibles y a la vez, extremadamente insondables. Igualmente, cada fan podría armar una lista diferente de grandes éxitos.

Pero hay algo en que en verdad son insuperables: tienen las mejores tapas del rock & roll, por lejos. Donde el arte es uniforme -y a la vez deforme- debido todo al ser realizados por el mismo equipo desde siempre, hasta en los discos ajenos de The Breeders.

Su influencia en la música actual es infinita, como una sombra que todo lo cubre e inclusive más grande que cuando existían como grupo. Una bisagra entre el under de finales de los 80's y el rock alternativo de los 90's. Y todo con solo cinco discos oficiales.

Las desgarradoras voces, que se pueden tornar en un segundo en dulces, sus guitarras cortantes y sus frenos en seco, son el legado de una banda que adelantaba unos años. Ahora uno entiende, luego de conocer a fondo a los Pixies, del por qué nos gusto tanto hace poco tiempo, una banda llamada Nirvana...


"Cuando escuché a los Pixies por primera vez, sentí una conexión tan fuerte con ellos que pensé que yo tendría que haber sido parte de esa banda."Kurt Cobain, entrevista Rolling Stone, 1993

Comentarios

  1. ¿j lo?
    che, me encantó la página. buena data y bien escrita, músicos adorables.
    saludos.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo24.1.07

    es una banda bien padre, siento que me identifico con este tipo de musica

    ResponderEliminar
  3. Anónimo24.1.07

    quiero que vengan a mexico

    ResponderEliminar
  4. Guau! nunca termino de ver todo en este blog.
    Los Pixies son una banda de puta madre, especialmente en la primera mitad de su carrera.
    Doolittle es el disco que más me gusta, pero todos estan buenos.
    Y me demuestran que (para mí) mucho de lo mejor de los 80´s estuvo en el under.

    Nos vemos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu artístico comentario