Lo que no se ve (Relatos Jueveros)



          No era miedo, era terror puro. Yo estaba seguro que abajo de mi cama había algo. Por eso me cuidaba de no dejar mi brazo sobresaliendo fuera de ella y mucho menos colgando hacia abajo. Sabía que algo me iba a agarrar o peor aún, a morder. Si tenía que ir hasta el baño lo que hacía era pararme en la cama, tomar impulso y saltar lo mas lejos posible para no estar al alcance de lo que sea eso que estaba ahí.

Lo raro de mi comportamiento es que cuando tenía mucho más miedo porque además de todo eso que pasaba ahí abajo se oían ruidos extraños en la noche en mi cuarto, iba hasta la cama de mis padres (del lado de mi mamá claro) y me acostaba en el piso despacito para que no se dieran cuenta y me echaran. Ahí, extrañamente, no me daba miedo lo que pasaba debajo de la cama de ellos.

     Pero una noche en mi pieza, muy tarde, mientras mi hermano dormía en la cama vecina y todo era silencio, apoyé mi pie cerca del borde de la cama con firmeza y pasó... lo que tenía que pasar un día...






58 comentarios:

  1. Que intriga tiene tu relato. Da a entender algo inquietante.
    Bien contado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ponele, quise hacer algo sencillo y participar querido Demiurgo...

      Eliminar
  2. Hola, JLO:
    Gran relato el tuyo, contado con la calma de lo cotidiano, pero sorprendentemente inquietante
    Y ahora de broma ¿lo que pasó fue que encontraste un anillo de Linterna Verde?
    Un abrazo, JLO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese caso, sería un anillo de Sinestro Corps, que se alimenta del miedo.

      Eliminar
    2. jaja ojalá Nino! hoy mismo estaría paseando por ahí! (no me importaría le color Demiurgo ja)...

      Eliminar
  3. Yo también tenía miedo en mi cama, pero no por algo misterioso que hubiese debajo. Yo tenía muy claro que había una bruja parada frente a mi cama, mirándome dormir. Por eso me sepultaba bajo las mantas, dejando un huequito para respirar. Hasta llamar a mi madre me asustaba. Recuerdo contar hasta 3 y luego llamarla.

    Buen relato, me trajo recuerdos perturbadores ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. uh que miedo Doc! vos lo materializabas al terror... y me hiciste recordar eso de taparse casi sin poder respirar, un clásico de la niñez de todos creo ja... besos!!!!!!

      Eliminar
  4. Hola JLO , esto me recuerda que no sólo los monstruos están en los armarios , sí no que también están debajo de las camas .
    Muy bueno tú relato , besos de flor .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mi armario (que lo tenía) era re inofensivo Flor jaja... besos...

      Eliminar
  5. Me ha recordado a mi niñez, cuando me cubría con la sábana y recogía mis miembros creyendo que algo o alguien los rozaría... y el cuello... recuerdo haberlo cubierto con mi pelo a modo de coraza, cosas de niños...
    Me ha gustado mucho tu relato, amigo JLO.

    Mil besitos para tu noviembre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja que lindo recuerdo Auroratris, yo también me tapaba todo... un clásico... besos!!!

      Eliminar
  6. Recuerdo esa sensación de ponerme en el centro de la cama por temor a que algo o alguien me pudiera agarrar desde abajo de la cama… 👾

    Buen relato… me llevó a mi niñez..

    Bsoss enormes, y feliz tarde, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tuve que irme para atrás para recordar algún miedo de esos intensos... pagar las deudas creo que no cuenta como terror hoy jaja.... besos Gine!!!!

      Eliminar
  7. No voy a imaginarme un final, que lo que pasó quede entre tu y... No soy miedosa... bueno hasta hoy no lo era,. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo tampoco en general, por eso recordé algo de mi niñez para poder escribir... me gusta que sea personal y no ficticio, así queda acorde un poco mas con mi blog... besos Ester!!!

      Eliminar
  8. Ese miedo que has escrito , creo que todos cuando eramos pequeños alguna vez lo tuvimos , siempre debajo de la cama , nos imaginábamos que había ese monstruo que hacía crearnos pesadilla ... terror bajo la cama .
    Me gusto ..abrazo y por favor no apagues la luz hasta que este en el cerco de la puerta chao....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, era algo común pero no se podía escapar de ello... la mezcla con el silencio y la oscuridad hacía lo demás... besos Campi!!!!!

      Eliminar
  9. siempre dormia tapada,para que no me agarrara el miedo que tenia guardado abajo de la cama. Creo que es un miedo universal en los niños, que saben cosas que los adultos olvidamos.
    abrazame fuerte, asi no me pasa nada, Y traeme un vaso de agua, por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y eso que dormía con mi hermano en la pieza... si estaba solo hubiese sido peor creo ja... besos Nilda...

      Eliminar
  10. Intriga hasta el final, un miedo común entre los niños, diría yo. Me ha gustado mucho, aquí dejo mi huella y enlazo tambien tu blog, un saludo !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. un clásico pero no por eso menos terrorífico... y después llegó El Exorcista a los cines y ahí chau, cambió de lugar mi miedo ja.... saludos Fénix...

      Eliminar
  11. Tuviste una pesadilla , loquito. .. Te remontaste a tu niñez desde la cual y es super comun, que todos rememoramos inconscientemente, y según Freud, los episodios vividos y más traumáticos para una mentalidad infantil. Mas que obvio que debajo de tu cama nada había.. y lo que pasó , buenisimo...ya superaste una etapa.. que a muchos a pesar de años de terapia, no pueden superar.
    La imaginación y el inconsciente son difíciles de manejar !.

    Como relato el tuyo... más que espléndido !!!!

    Besitosssssss muchossssss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te me pusiste seria Emylia ja... recordé un poco lo que me pasaba de chico para poder relatar un miedo... hoy solo podría escribir del dentista nomás ja... besos!!!

      Eliminar
  12. Cuantas clases de monstruos existen....
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. un montonazo Irma ja... besos!!!

      Eliminar
  13. ¿Quien no ha pensado que hay debajo de la cama? Por cierto, yo me he encontrado a mi hijo tumbado en la alfombra junto a mi cama. Miedo colectivo. Muy apropiado y con final personalizado. Felicidades. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. era de los míos tu hijo jaja... y que suerte que tenía alfombra, yo creo que me tiraba en piso de madera, pero era mejor que sufrir en mi pieza... besos Menchu!

      Eliminar
  14. Me dijo una argentina en Argentina y ambos dos sentados dentro de un bondi parado ya en la estación que me parara...lo repitió como seis veces. Cada vez más alterada. Yo cada vez con más cara de bobo. Y es que me estaba diciendo que me levantara, mientras yo me quedaba quieto. A esto me ha llevado tu relato.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja a veces el idioma español se deforma un poquito a gusto en toda América Juliano... Saludos...

      Eliminar
  15. Pasó que te hiciste mayor y miraste debajo y no había nada, jajajaja.

    Buen relato.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es exactamente el final de mi relato, el que yo dejé de escribir... ganaste el premio Enrique! ja.. saludos...

      Eliminar
  16. Buen relato, me has mantenido en tensión. Esos relatos jueveros son magníficos.
    Feliz miércoles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una linda forma de fomento hacia,la escritura... A mi me activa, abrazo!!

      Eliminar
  17. JLO, cuántas historias de terror se han fraguado con los seres que habitan debajo de la cama. Yo por si acaso no miré nunca. Tu historia me ha hecho recordar a una de mis primas. No podíamos acostarnos sin comprobar que no había nadie debajo de ninguna de las camas de la casa. Acaso de aquellos lodos vengan estos barros y ahora tengo en todas las camas de mi casa canapés sin patas que llegan hasta el suelo. Muerto el perro, se acabó la rabia.
    Enhorabuena por tu aportación.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es buena idea eso de tapar lo de abajo jaja, muy buena Alicia... un gusto escribir ésta vez, besos!!!

      Eliminar
  18. Entiendo perfectamente ese miedo porque lo he sufrido de pequeña y aún ahora, con lo mayor que soy, no puedo dormir con los pies destapados porque pienso que algo debajo de la cama me los va a agarrar.
    Por fortuna, hasta ahora nadie ni nada lo ha hecho...
    Buen relato. Un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. todavía te pasa eso Charo!! jaja... me superaste entonces... besos...

      Eliminar
  19. Intrigadisima me quedo....yo aprendi de mi padre a mirar bajo la cama antes de ir a dormir, pero a pesar de eso me tapaba hasta el ultimo pelo. Muy buen relato. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. él te decía que mires por las dudas? ja... eso de taparse también es universal veo... besos Molí!

      Eliminar
  20. Casi que prefiero no saber lo que pasó.... ufffffff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. acá arriba Enrique lo dice... no fue traumático Toro ja...

      Eliminar
  21. Maravilloso suspense. No sé si harás segunda parte ...jajaja, pero has dado rienda suelta a nuestras imaginaciones y eso puede llegar a ser muy difícil. Lo has conseguido con éxito.
    Enhorabuena
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Rhodea, no creo, no voy a hacer una saga jaja... gracias por tus palabras y besos!!!

      Eliminar
  22. El miedo a lo que pueda haber debajo de la cama, creo que es un clásico en el inquietante mundo de los miedos infantiles. Tú lo has descrito con fluidez y de una forma muy creible, con ese final que deja un mundo de posibilidades a la imaginación.
    Me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Pepe, solo recordé algún temor y eso me vino a la cabeza... se ve que tenía miedo en serio en esos momentos... abrazo master!!!

      Eliminar
  23. Los terrores de la infancia nos acompañan siempre. Articulas una excelente historia en torno a uno de los clásicos. Felicidades.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias tocayo, recordé un poco nomás... abrazo grande...

      Eliminar
  24. Esos ruidos es lo peor, no se ven y la imaginación vuela, aunque en este caso si que tenía por qué temer.
    Bien contado
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no recuerdo eso de muchos ruidos, sino hubiera sido terrible ja... gracias Carmen, besos...

      Eliminar
  25. Muy bueno chabón! Dijsite lo justo con la cantidad de párrafos suficientes.
    Íntimo, terrorífico y con mucho mucho suspenso.
    Ojo que puede aparecer la veta de JLO escritor eh...

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja te parece para tanto? soy un 4 que defiende y de vez en cuando se proyecta jaja... abrazo loco!

      Eliminar
    2. Claro que si! Un Buffarini digamos, ja!

      Eliminar
  26. JLO, qué buen relato. A veces miro debajo de la cama por si acaso, jajaja.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  27. Es inevitable, todos hemos pasado por ese miedo, y ahora nos has hecho revivirlo por completo. Gracias por participar en el Halloblogween.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ah sido un gusto Teresa, muy buen tema a tratar, besos!!!

      Eliminar
  28. No te conocía esta veta escritora...
    Ay de las camas y de nuestro inconsciente infantil.
    Sonrío.

    Bss, JLO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. éramos miedosos eh! ja... beso Zarza....

      Eliminar

Gracias por tu artístico comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...