martes, 24 de marzo de 2020

Confinamiento






          Así estaba la esquina de mi casa cuando salí a comprar a las 17 horas. Desolada. Me impacto y me asusto incluso. A veces entiendo a los que dicen que estamos viviendo como si fuera dentro de una película apocalíptica, pero una de esas malas de clase B de ciencia ficción. 
Comprar y sacar un breve rato a la perra, esa es toda la actividad para cuidarnos entre todos.

          Pero esta confinamiento nos tiene que servir ademas para pensar en otras cosas. Mas allá de la tragedia y de los infect
ados deberíamos pensar en como estamos viviendo, si estamos en el lugar que queremos, si estamos bien o estamos mal con lo que hacemos o con nuestra inacción. Si después de esto vamos a seguir como si nada. Nos tiene que servir de alguna manera para ser mejores. 

          En lo personal no puedo ver a mis dos hijas y mi tercer hijo nacerá en estos días. Lindo momento eligió este pibe...



Igual ellas tampoco me pueden ver...

39 comentarios:

  1. Lamento tu situación, JLO. Son tiempos difíciles que nos dejan momentos así... y nos remueve sentimientos encontrados.

    Mil besitos de ánimo y enhorabuena por tu nueva paternidad. El nacimiento de un niño siempre es bienvenido sea en el momento que sea... nos recuerdan a la VIDA.

    ResponderEliminar
  2. Perfecto lo que dices, en cuanto a reflexionar acerca de las cosas que poseemos pero son tan normales que solemos ignorarlas. En mi caso yo ya tengo rato con el ochenta por ciento de esa lección aprendida...risas.
    ----
    Tranquilo por tu nuevo nené. Ponlo en las manos de Dios. Tus hijas están muy grandes, Dios las bendiga, en especial al UNICORNIO
    ----
    En cuanto a tu comentario en la canción de Vives, me faltó decirte que la parte occidental de Venezuela es un área de influencia del vallenato, por eso lo estoy oyendo desde que tengo uso de razón...Pero, no sé por qué razón, siempre me resultó vomitivo INSOPORTABLE. Ir a lugares como Maracaibo, por ejemplo donde esa música es moneda de curso, me resultaba algo asfixiante. De hecho, más de una vez me bajé del transporte público para agarrar otro, debido a que el chofer tenía una cinta de vallenato o el radio en un programa con esa música ¡De lo peor!...Hasta que Vives sacó su disco CANCIONES DE LA PROVINCIA y en un proceso muy lento, he ido consiguéndole el gusto al género, al punto de llegar a montar un post acerca del mismo, que te aseguro que, si Dios me da salud, no será el último pues he descubierto cosas muy buenas en vallenato ¿De verdad que es un cambio dramático?

    ResponderEliminar
  3. Una situación bastante dura la tuya JLO... Todos mis ánimos en estos momentos!
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Aguante, JLO. Como decía el Flaco "mañana es mejor..."

    ResponderEliminar
  5. Momentos difíciles que nos tocan.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Las calles vacías dan como dices miedo , es todo tan tétrico que parece una peli pero de las malas ..Es desolador pero de todo se aprende y debemos aprender ..En tanto a tu situación personal no te vengas abajo , hoy puedes hacer videoconferencias no lo es lo mismo pero las ves , y respecto a tu pibe ..veras que hermoso y bonito llega a este mundo no el apropiado pero sí una vida por vivir ..Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Es muy duro lo que estamos viviendo. Para unos más que para otros, pero para todos supondrá un cambio importante en nuestras vidas. Para todos los que queden, claro. Espero que de esto salgamos un poco mejores de lo que entramos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Que tal JLO!
    La imagen de las ciudades vacías causa una sensación de extrañeza. Estamos asistiendo a algo para lo que no estabamos preparados, hay que ser fuertes y aguantar, no nos queda mas remedio. Entiendo lo difícil que resultan tus circunstancias personales. Veras como pasados unos años recuerdas esto y le dices a tu hijo "Anda que no llegaste en un momento complicado..."
    Venga, mucho animo y un abrazo fuerte!!!

    ResponderEliminar
  9. Mucho hay por reflexionar.
    Deseo de todo corazón, que puedan ser pacientes y les parezca corto el plazo para verse tú y tus hijas y que tu bebé nazca muy sano.
    Un abrazo fraterno.

    ResponderEliminar
  10. Todos lo estamos pasando fatal, o al menos muchos a los que se nos ha complicao la vida. Deseo que pronto estés con tus hijas y que tu hijo llegue sano y feliz a un mundo libre de este virus.
    Feliz día.

    ResponderEliminar
  11. A su pedido, estimado, ahí le largué un post.
    Tengo tanta bronca que me cuesta escribir.
    Pero no hay mal que dure 100 años ni culo que se lo aguante.

    ResponderEliminar
  12. Estos echos a trabes de la historia se repitieron varias veces
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. El silencio y la soledad de las calles a todas horas , impone terriblemente.

    ResponderEliminar
  14. Que todo esto termine pronto y que aprendamos lo que nos toque aprender. Lamento mucho que no puedas ver a tus hijas. Qué maravilla va a ser el abrazo que se darán cuando sea posible. Y, oye, estoy segura de que ese pibe eligió el momento justo en el que toca recibirlo. ¡Un abrazo fuerte! Al cabo así virtual, nada nos lo impide.

    ResponderEliminar
  15. No consuela saber que hay situaciones peores, así que te mando ánimos para que soportes la tuya. Esperemos que falte poco para los reencuentros Abrazos

    ResponderEliminar
  16. Así estamos casi todos. Mis hijos también están fuera y solo podemos vernos en vídeo conferencia, pero lo importante es saberles en estos momentos bien. Por tu parte, vas a tener entretenimiento por lo que cuentas, va a ser una bendición que llegue y os tenga pendientes de él, para así que todo sea más bonito. En cuanto a lo que comentas y me comentabas, es verdad que si de aquí no salimos mejores personas es que ya no tenemos remedio, pero yo confió y mucho!!
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  17. El silencio de las calles es atronador. Buen momento para plantearse cosas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. es de terror todo, por donde vivo tambien es igual, y en los negocios hay que esperar afuera(como debe ser en estos tiempos)

    ResponderEliminar
  19. Tu hijo es la demostración de que la vida sigue, de que siempre se puede (re)nacer.

    Y mientras tanto, este tiempo invita a eso que dices: preguntarnos qué vida (qué mundo) queremos y definir qué podemos hacer para lograrlo.

    Besos

    PD. Me gusta mucho la foto de tus hijas

    ResponderEliminar
  20. Este silencio y vacío de calles impone. Sobre todo cuidate mucho, que el hijo que esperas llegará y has de estar fuerte. Los otro dos hijos, que imagino que están con su padre, ya lo verás y abrazarás cuando pase esta locura.

    Un abrazo grande, que todo vaya bien y es es hijo llegue en su momento sano y dando vida.

    ResponderEliminar
  21. Ojala y todo esto termine pronto, saludos y cuídate mucho.

    ResponderEliminar
  22. A ver si pasa pronto esto, que si no nos volvemos locos. Cuidate mucho,.

    ResponderEliminar
  23. ¡Hola, JLO!
    En España estamos igual. Ciudades y pueblos vacíos. El silencio es casi total. Por desgracia el número de contagiados por el Covid-19 va en aumento. Esta semana en concreto es crítica. Todo el personal sanitario está pidiendo a nuestro Gobierno más equipos de protección y no hacen caso. El presiente debería pedir perdón por no haber tomado las medidas correspondientes a tiempo.

    Bueno, JLO.... muchísimo ánimo que cuando pase todo, celébralo con tus seres queridos.
    Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  24. Sí, es una dura prueba la que nos ha pedido superar la vida y, seguramente, en la mayoría de los casos, habrá un antes y un después. Habrá que intentar sacarle jugo a todo esto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  25. También pienso que parece una película apocalíptica, acá en Buenos Aires las calles están vacías, casi no se ven autos ni personas. Espero que lo que está pasando nos sirva a todos para pantearnos un futuro mejor.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  26. Siempre entrañable, JLO, todo irá bien, tus hijas te mirarán, te seguirán adorando o quizás mucho más y el pibe nacerá en el mejor momento de su vida y la vuestra. Todo irá bien.
    Arribita el ánimo, calles vacías cuando la naturaleza descansa, deja de sufrir el ataque del hombre, la polución bajo a índices olvidados en nuestras ciudades, la gente se ha vuelto solidaria ... no hay mal que por bien no venga.
    Un abrazo mediterráneo

    ResponderEliminar
  27. Son tiempos raros. El mundo, a mi parecer, todos los días últimamente nos levanta con sorpresas... Pero, de todos modos, hay que confiar en que todo esto tiene un final. Quizá esté más allá de una cuarentena que no sabemos cuánto más va a durar, pero... Va a terminarse. Te mando un abrazo a vos y a la señorita, para que mantengan la firmeza en estos días. Eligió el peque un momento convulsionado pero muy especial para venir: toda la humanidad está ahí, en aprendizaje, poniendo las prioridades en orden.

    Pronto vamos a poder ver a nuestros seres queridos. Yo también extraño mucho a mi sobrino, la verdad, y tengo ganas locas de juntarme con mis hermanas, los cuatro... Pero llegará. Llegar, llegará.

    Fuerza
    ¡Besooos para los dos!

    ResponderEliminar
  28. Qué sería de la humanidad sin los nuevos individuos que nos muestran lo esencial. Ánimo.
    Vais a tener una anécdota que compartir y contar en años venideros: como la vida se abre paso entre la pandemia.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  29. Es una situación angustiosa. Creo que nos servirá para reflexionar.
    Esperemos pase todo pronto y podamos volver a disfrutar de tranquilidad.
    Te deseo suerte y que todo vaya muy bien.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Pues en Sevilla llevamos 10 días encerrados en casa. Y todo esto al principio de la primavera. Y esto va para largo. Lo bueno, si es que hay algo bueno, es que conocemos a gente a través de los blogs.
    Nada, que me tendrás por aquí a menudo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Linda foto, tierna. Espero que puedas verlas pronto. Y al que viene en camino, que todo salga bien. Felicidades! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Hola José Luis. la mala noticia es que nuestro colega bloguero, el chileno Esteban Lobo, falleció el domingo ¿puedes pasar por su blog?

    ResponderEliminar
  33. es como si todos hubiésemos sido seleccionados para actuar un mismo y doloroso papel.

    a cuidarse. saludos.

    ResponderEliminar
  34. Una imagen vale más que mil palabras. Me causó un gran impacto el primer día al ver aquella gente con mascarillas prácticamente asaltando los estantes de los supermercados. Ahora... el cuerpo humano se habitúa a todo.
    Mucha suerte y salud para vos y tu familia. Ya falta menos para la normalidad.
    Abrazos!
    Borgo.

    ResponderEliminar
  35. Dura situación JLO, lejos de tus cercanos; pero la culpa ha sido de todos, eligiendo gobiernos, y aceptando sistemas que le apuestan más a la competencia y el mercado, que al ser humano. Un amigo me decía, no jodás todavía andas en esa mierda de escribir, hacer teatro y componer música socia? Hacía años no nos veíamos. El había optado (a pesar del socialismo que antes pregonaba) por arrasar los bosques de la serranía de los Yariguíes, donde sus suegro tenía tierras, para entregárselos luego en troncos a los aserríos de la capital por "precioso dinero", me decía, cuando se jactaba, sentándonos a tomarnos una cerveza. Un abrazo, y mi abrazo fraterno y solidario. Carlos

    ResponderEliminar
  36. tu hijo te va a tener todo el día y tu mujer te tiene de compañía full full estos dias.No me imagino situación mejor para una mujer que va a parir a su primer hijo.
    No todo es malo

    ResponderEliminar
  37. Ojalá las cosas cambien para bien después de esto... así que está por nacer tu 3er hijo? 😊🤗

    ResponderEliminar
  38. Un pibito en camino???!!! eso sí es Bomba! pero un grata noticia bro, un abrazo y que salga todo bien eh?

    ResponderEliminar
  39. Buena foto la de tus hijas. Me lo imagino al pibito dentro de la panza tapándose los ojos también.
    Veo que en la esquina de tu casa se está cumpliendo el confinamiento.
    Acá en los suburbios se vive una situación de apocalipsis... pasa la camioneta de la Guardia urbana con megáfonos pidiendo que se guarden en sus casas.

    Hay que aprovecharlo. Como dice Vodka, te toca en una buena etapa.
    Otros disfrutamos de quedarnos hasta la madrugada viendo los astros... siento que tengo el huso horario de Moscú.
    Abrazos, ya pasará.

    ResponderEliminar

Gracias por tu opinión!